Inicio / Noticias / Calidad, Seguridad y Gestión
Calidad, Seguridad y Gestión

Factores que impulsan la participación del equipo en los controles de seguridad quirúrgicas

listasdeverificaciónEl uso de listas de control está ampliamente extendido con el objetivo de mejorar la seguridad de los pacientes. Si bien, a pesar de las ventajas generales de las listas de control y, en particular, de sus efectos en la reducción de las complicaciones postoperatorias, su uso no es sencillo y no siempre es bien aceptado entre los profesionales.

Hay una visión limitada de los problemas que impiden el uso correcto de las listas de verificación y la adecuada participación del equipo en su utilización. Por ello, el objetivo de este estudio prospectivo fue identificar y describir los factores que impulsan la participación del equipo en los controles de seguridad en cirugía. Para ello, se observaron 10 equipos quirúrgicos y se realizaron 33 entrevistas semiestructuradas con 70 participantes de enfermería, cirugía y anestesia durante los años 2014 y 2015.

El análisis de los datos obtenidos a partir de las notas de campo y entrevistas reveló el grado en el que participan los miembros del equipo quirúrgico en el uso de la lista de verificación de seguridad quirúrgica durante cada fase de la atención al paciente y concluye que la participación del equipo en los controles de seguridad depende de una convergencia de factores entrelazados, como los atributos del equipo, las estrategias de comunicación y los procesos de comprobación; e incide en la neccesidad de implementar nuevas acciones para aumentar la participación en los controles de seguridad.

Mientras que las listas de verificación son herramientas poderosas para estandarizar los procesos de trabajo, a menudo son vistos como una solución "simple" para hacer frente a la falta de comunicaciones entre el equipo. Además, que el uso de listas de control no se enseñe formalmente de una manera estructurada, hace aún más complicado su introducción en la práctica diaria.

La implementación de listas de comprobación en cirugía implica interacciones sociales complejas entre cirujanos, anestesistas y enfermeras con la expectativa de la cooperación, para lo cual se necesitan estrategias de implementación para mejorar los procesos de comunicación del equipo y evitar los problemas sistémicos tales como el flujo de trabajo.

Películas de animación para prevenir caídas de pacientes hospitalizados

caídasTras el diseño de una película de animación destinada a pacientes y cuidadores como herramienta educativa para la prevención durante estancias hospitalarias, este estudio evalúa su eficacia. Esta herramienta empezó a emplearse en agosto de 2013 y para evaluar su impacto se realizaron encuestas antes y después de la intervención.

La frecuencia de las caídas de los pacientes se redujo significativamente del 15,6 hasta el 8,6 por ciento entre los períodos previos y posteriores a la intervención. En los pacientes de 65 años de edad, la proporción de frecuencia disminuyó significativamente 19,0 a 7,6 por ciento. Sin embargo, no cambió en pacientes menores 65 años.

Por tanto, se concluye que la animación podría ser una herramienta educativa eficaz para la prevención de caídas de pacientes hospitalizados, incluso en pacientes de edad avanzada.

Con el fin de desarrollar una herramienta multimedia con impacto educativo óptimo, varios aspectos deben ser explorados, incluyendo la inclusión de un enfoque multidisciplinar, estudiar la variedad de historia y el diseño de personajes, tener en cuenta la cultura del hospital para mejorar el cumplimiento del personal y conseguir una mayor eficacia, así como el contenido de medios digitales interactivos para un bucle de enseñanza efectiva.

Artículo completo

Las segundas víctimas tras un evento adverso no suelen recibir educación sobre estrategias de superación

médico abatidoLos eventos adversos causan daños en los pacientes y la perturbación de los profesionales involucrados en el evento según un estudio realizado entre más de 1.000 médicos españoles y publicado por BMC Health Services Research.

Un total de 430 profesionales de la salud, un 39,6% de los participantes en el estudio, había informado a un paciente de un evento adversos. Las respuestas emocionales de las segundas víctimas fueron sentimientos de culpa, un 58,8%, ansiedad,49,6%, revivir el evento, un 42,2%, cansancio, en 39,4%, insomnio en un 38,0%, y sentimientos persistentes de inseguridad en un 32,8%. En los médicos, las respuestas más comunes fueron sentimientos de culpa, volver a vivir el evento y la ansiedad, mientras que las enfermeras mostraron una mayor solidaridad en términos de apoyo a la segunda víctima.

Los eventos adversos causan culpa, ansiedad y pérdida de confianza en los profesionales de la salud. La mayoría están involucrados en acontecimientos tales como segundas víctimas al menos una vez en sus carreras, pero rara vez reciben ningún tipo de formación o educación sobre las estrategias de supervivencia de este fenómeno.

El profesional está de acuerdo, como indican diversos estudios, en que a veces es la falta de organización y de formación lo que lleva a los médicos a errar y tener esos sentimientos de culpabilidad. En España, sólo el 20% de los centros tienen definido quién debe informar al paciente tras un evento adverso, y sólo el 18% de los profesionales reconoce haber recibido formación para informar correctamente a los mismos. Esto hace que el 40% de los pacientes atendidos en los hospitales y el 30% de los atendidos en Atención Primaria presenten una demanda después de que se le comunique algún evento adverso.

Informar de conductas inadecuadas de compañeros para prevenir eventos adversos y mejorar la seguridad del paciente

patient safetyQue los profesionales sanitarios informen de conductas inadecuadas de compañeros y que estos comportamientos sean analizados posteriormente por todos los actores implicados se presenta como una estrategia adecuada para prevenir eventos adversos y mejorar la seguridad de los pacientes, según un artículo publicado en la revista Journal on Quality and Patient Safety.

Esta es una de las medidas implementadas por el Centro Médico de la Univeridad Vanderbilt en Nashvilte dirigidas al fomento de conductas correctas entre los profesionales sanitarios. 

Para aplicar este sistema se requiere la implicación de toda la organización, especialmente de compañeros de trabajo dispuestos y capaces de compartir con respeto y sin prejuicios los fallos para fomentar la reflexión tanto colectiva como individual sobre los errores cometidos, pero también es necesario un liderazgo comprometido.

¿Qué papel pueden jugar las familias de los pacientes ingresados en la prevención de eventos adversos?

1 de cada 10 padres de pacientes ingresados informaron de los errores médicos de los cuales los profesionales médicos no informaron. La mayoría de esos errores médicos son eventos adversos prevenibles que afectan a la seguridad el paciente.

SegPacPediatria¿Pueden ser las familias de los pacientes hospitalizados una fuente de información para prevenir errores médicos y fomentar la seguridad del pacientes? El estudio de esta cuestión es uno de los objetivos de la investigación publicada en JAMA Pediatrics, ya que existen datos limitados en cuanto a la incidencia y la naturaleza de los errores médicos teniendo en cuenta la perspectiva de la familia, especialmente en pediatría.

El estudio se realizó entre mayo de 2013 y junio de 2014 en Estados Unidos en 2 unidades de pediatría general, incluyendo padres de pacientes ingresados de 0 a 17 años que informaron por escrtio si su hijo, según su parecer, había sufrido un problema relacionado con la seguridad del paciente durante el ingreso.  Dos revisores médicos clasificaron los errores médicos como prevenenibles y no prevenibles; y en un tercer momento analizaron los registros médicos del paciente para determinar el número de errores informados por los padres que estaban presentes en las historias clínicas.

De 383 padres encuestados (tasa de respuesta del 81%), 34 padres reportaron 37 incidentes de seguridad del paciente. Entre éstos, el 62%  se determinó que los errores médicos se referían al examen médico, el 24%  se relacionaron con otros problemas de calidad, y el 14% no se entendieron ni como errores. El treinta por ciento (n = 7, 1.8 por cada 100 ingresos) de los errores médicos causó daño (es decir, eran eventos adversos prevenibles). Además, los niños cuyos padres había indicado errores médicos tuvieron estadías de hospitalización más largas.

Tras la investigación se concluye que los padres informaron de errores y eventos adversos prevenibles, muchos de los cuales no habían sido registrados en la historia del paciente. Por lo que las familias son una fuente subutilizada de los datos acerca de los errores, en particular los acontecimientos adversos prevenibles. Los hospitales podrían considerar la incorporación de los informes de la familia en los sistemas de vigilancia de seguridad de rutina.

Guía de Bioseguridad para profesionales sanitarios

bioseguridadPara los profesionales sanitarios dedicados a las labores asistenciales el riesgo de exposición a sangre y otros fluidos corporales humanos potencialmente contaminados por gérmenes patógenos sigue siendo el más frecuente y el mayor de los riesgos laborales evitables. En España, en las últimas décadas, el Ministerio de Sanidad ha impulsado el desarrollo de políticas de prevención y fomento de la salud en un tema tan relevante como la bioseguridad para el profesional sanitario.

A finales del año 2004, se distribuyeron fondos europeos para impulsar en las Comunidades Autónomas la implantación de dispositivos de seguridad contra el riesgo biológico por pinchazo accidental en centros sanitarios piloto y evaluar su eficacia.

De estas experiencias piloto surgieron iniciativas legislativas entre los años 2005 y 2011 para la obligación del uso de dispositivos de seguridad y/o el registro de las exposiciones biológicas accidentales en seis comunidades autónomas: Madrid, Castilla-La Mancha, Baleares, Galicia, Navarra y la Comunidad Valenciana, donde la experiencia piloto demostró que con la introducción de materiales de seguridad, unido a la formación, se obtenía una alta eficacia en la reducción de las inoculaciones accidentales. El núme­ro de accidentes se redujo en las unidades piloto en un 78,7%, respecto al mismo período del año anterior (Casanova et al., 2007).

Con todo ello se ha podido demostrar que las medidas preventivas frente al riesgo biológico deben centrarse en la introducción de materiales y equipos con mecanismos de bioseguridad, en la mejora de la praxis profesional aplicando protocolos de trabajo, la formación e información de los trabajadores en la utilización de mecanismos de barrera y precauciones universales/estándar, y en la vigilancia epidemiológica.

Guía de Bioseguridad para Profesionales Sanitarios

Revisión Sistemática de Eventos Adversos y Costes de la No Seguridad

IAASLas Infecciones Asociadas a la Atención Sanitaria (IAAS) se asocian a un incremento en la estancia hospitalaria y de los costes, de modo que implementar programas y políticas efectivas de control de estas infecciones contribuye a reducir de forma significativa la carga económica de los hospitales contribuyendo a un uso efectivo de los recursos y a la mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Esta es la primera conclusión del informe elaborado a petición de la Secretaría Genera de Calidad y Cohesión, de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación, con el objetivo de estudiar los Costes de la No Seguridad y actualizar el documento "Revisión bibliográfica sobre trabajos de costes de la No seguridad del Paciente", publicado por el Ministerio de Sanidad y Consumo en el año 2008.

Dicho informe señala que "la repercusión económica de las IAAS resulta determinante para la toma de decisiones de gestores y políticos sanitarios, facilitando información que contribuya a desarrollar y establecer programas de mejora de la seguridad de los pacientes, así como en la definición de las prioridades en investigación en este área."

Acceso al informe

Nuevas recomendaciones del CDC para la prescripción de antibióticos en pacientes con infecciones respiratorias

precipciónantibioticosLos Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, en colaboración con el Colegio Americano de Médicos, ha publicado en la revista Annals of Internal Medicine, nuevas recomendaciones para la prescripción de antibióticos en pacientes con infecciones de tracto respiratorio.

Los antibióticos son responsables de la mayor cantidad de eventos adversos relacionados con la medicación, siendo, además, la causa de 1 de cada 5 visitas a los a los servicios de urgencia por reacciones adversas.

Entre las nuevas recomendaciones destacan:

1-No iniciar tratamiento con antibióticos en pacientes con bronquitis, salvo que se sospeche una neumonía.

2-Solo se debe tratar con antibióticos a los pacientes en los que se ha confirmado faringitis estreptocócica.

3-El tratamiento con antibióticos debe reservarse para la rinosinusitis aguda en pacientes con síntomas persistentes por más de 10 días, la aparición de síntomas graves o signos de fiebre alta (> 102.2 ° F) y secreción nasal purulenta o dolor facial que duran por lo menos durante tres días consecutivos, o inicio de los síntomas que empeoran después de una enfermedad viral típica que duró cinco días que fue mejorando inicialmente.

4- No deben prescribirse antibióticos para los pacientes con el resfriado común.

La reducción de las prescripciones de antibióticos a gran escala requerirá un enfoque multidimensional, según se señala en el artículo. Las intervenciones multicanal que incluyen la reorientación de la prescripción por parte de los médicos, la educación en grupos pequeños y la difusión de materiales educativos para la comunidad, disminuye aún más las tasas de prescripción de antibióticos. 

Una revisión sistemática de 39 estudios mostró que las intervenciones multifacéticas que incluyen al médico, al paciente y la educación pública en diversos entornos son más eficaces. A pesar de que es responsabilidad de todos a usar los antibióticos adecuadamente, los proveedores tienen el poder de controlar las recetas. La reducción de la prescripción inadecuada de antibióticos mejorará la calidad de la atención, disminuir los costos de atención de salud, y preservar la eficacia de los antibióticos.
 

A mayor cultura de seguridad del paciente, menos eventos adversos

seguridadelpaciente2A mayor cultura de seguridad del paciente menor número de eventos adversos, según el siguiente estudio cuyo objetivo fue explorar las relaciones entre la cultura de seguridad del paciente y las tasas de eventos adversos en unidades en los hospitales palestinos, y proporcionar información sobre las iniciativas para mejorar la seguridad del paciente.

Para la realización de la investigación, la cultura de seguridad del paciente se midió por el sistema HSOPSC, desarrollado por Westat, y los eventos adversos se midieron utilizando la Herramienta Global del Disparador (GTT), desarrollada por el Institute for Healthcare Improvement. Los datos de eventos adversos se obtuvieron de los registros de pacientes dados de alta entre mayo - agosto 2009 y los datos HSOPSC fueron recogidos en 2010.

Los resultados mostraron que existe relación entre cultura de la seguridad y la tasa de eventos adversos a nivel departamental. El 57 por ciento de las relaciones fueron estadísticamente significativas, lo que indica que los departamentos con una cultura de seguridad del paciente más positiva tuvieron menores tasas de eventos adversos.

 "La cultura de la seguridad de una organización es el producto de los valores individuales y de grupo, actitudes, percepciones, competencias y patrones de comportamiento que determinan el compromiso, y el estilo y el dominio de los programas de salud y seguridad de una organización. Organización de una cultura de seguridad positiva se caracterizan por las comunicaciones basadas en la confianza mutua, por las percepciones comunes de la importancia de la seguridad, y por la confianza en la eficacia de las medidas preventivas."

Continuar leyendo

Ante liberación intencionada de Bacillus antharacis, mejor el lavado de manos con agua y jabón que el uso de soluciones alcohólicas

anthrax page1_graphicEl Bacillus anthracis es el agente causal de la enfermedad denominada carbunco o ántrax. La transmisión de Bacillus anthracis suele ser de carácter ocupacional por contacto con pieles, lana, pelo o cadáveres de herbívoros. Sin embargo, en la actualidad B. anthracis es considerado uno de los agentes principales de bioterrorismo, debido a que B. anthracis es relativamente fácil de cultivar desde fuentes ambientales; las esporas son muy resistentes en condiciones ambientales adversas; la enfermedad adquirida por inhalación tiene una mortalidad elevada; y la gran mayoría de la población es susceptible a la enfermedad.
 
No obstante, la creación de un aerosol con esporas de B. anthracis infeccioso no es fácil, porque las partículas necesitan tener entre 1 y 5 µm de tamaño y es necesaria suficiente energía para dispersarlas. La dosis infectiva 50 (DI50) por inhalación se ha estimado en 10.000 esporas (ésta sería la dosis requerida para causar enfermedad en el 50% de los expuestos por inhalación).
 
En el año 1979 una liberación accidental de esporas de B. anthracis de un laboratorio de un complejo militar en la antigua Unión Soviética causó 64 muertes. Posteriormente, en septiembre de 2001, se produjeron varios envíos intencionados de cartas que contenían esporas de B. anthracis en EEUU, dirigidas a varias oficinas de medios de información y a dos senadores demócratas. Como resultado de estas exposiciones se infectaron un total de 22 personas, de las cuales cinco fallecieron. 
 
En nuestro país, hasta el momento de elaborar este documento, no se ha identificado ninguna liberación intencionada de esporas de B. anthracis, aunque en los últimos años se han activado diversas alertas por paquetes sospechosos de contener estas esporas.  Continua siendo plausible una liberación intencionada como actos de terrorismo o en situación de guerra, y por ello la Unión Europea recomienda que los países elaboren sus propios planes de respuesta ante esta amenaza.

Control de la infección 
 
En caso de producirse, las precauciones estándar proveen suficiente protección para los profesionales sanitarios que atiendan a pacientes con carbunco, sin que se requieran medidas adicionales de control de la infección. El carbunco pulmonar no se transmite persona a persona. En la enfermedad cutánea, puede producirse transmisión por contacto de piel no intacta con lesiones supurantes, por lo que se recomiendan precauciones de contacto si hay supuración. En este caso el lavado de manos con agua y jabón es preferible al uso de soluciones alcohólicas, puesto que el alcohol no tiene actividad esporicida.
 
Manejo post-mortem

Según el reglamento de la Policía Sanitaria Mortuoria (Decreto 2263/74), los cadáveres de personas fallecidas por carbunco pertenecen al grupo I. Por ello, se deberá informar a los servicios funerarios de que la persona en cuestión ha fallecido por una patología del grupo I, para que la adopten las medidas de protección que tengan establecidas. Además, para los cadáveres del grupo I no se concederá autorización sanitaria de entrada o salida del territorio nacional, transito por el mismo o exhumación. Asimismo, no se debe realizar examen post-mortem ni prácticas de tanatopraxia en casos sospechosos o confirmados de carbunco, puesto que se incrementa el riesgo de esporulación de los bacilos presentes en los fluidos corporales. Si fuera imprescindible realizar la autopsia, se deben tomar las precauciones establecidas parapacientes infectados con agentes biológicos del grupo 3, usando ropa protectora adecuada, guantes, mascarilla, etc. El instrumental debe ser esterilizado en autoclave. Los cadáveres deben ser incinerados. Está contraindicado embalsamar. En caso de que el cadáver tuviera un marcapasos, éste se debería retirar, limpiar con una solución de hipoclorito sódico (10.000 ppm), empaquetar y eliminar (no por incineración).
 
 

Página 2 de 4

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

 

amc banner_v4

Logo página principal xylazel

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.