Inicio / Noticias / Infección Nosocomial
Infección nosocomial

Control de infecciones de sitio quirúrgico en intervenciones coronarias

AJICLas infecciones de sitio quirúrgica en cirugías complicadas como las cardíacas incrementan la morbilidad y mortalidad. Los paquetes de medidas de control y la administración de antibióticos pueden ser eficaces en la reducción de las infecciones de sitio quirúrgico.

El objetivo de este estudio publicado en la revista American Journal of Infection Control fue evaluar la influencia de las medidas de control de infección de sitio quirúrgico y el uso de antibióticos en su prevención en series de 5 años. Entre los años 2009 y 2014 se implementó un programa multidisciplinario con medidas pre, intra y postoperatorias dirigidas a todos los pacientes sometidos a cirugía de revascularización coronaria y/o sustitución de válvula en un hospital de tercer nivel. Los resultados obtenidos se compararon con los resultados de unperíodo de dos años previos a la intervención (2007-2009)y con los de un año después (2014-2015).

En este estudio se incluyeron un total de 6.518 procedimientos. Después de las intervenciones, la tasa de infección global disminuyó en un 66,3%, del 11,9% -4,0%. La administración de antibióticos aumentó la conformidad general con el protocolo de profilaxis quirúrgica interna un 46,8%, pasando de 39,8% -86,6%.

Los investigadores concluyeron que, a largo plazo, los paquetes de medidas para el control de infecciones de sitio quirúrgico y el uso racional de antibióticos con el mismo fin, disminuyen este tipo de infecciones en pacientes sometidos a procedimientos de revascularización coronaria y de reemplazo de válvula.

Descontaminación de estetoscopios: más eficaz con clorhexidina que con alcohol

estetoscopios

El CDC advierte de la importancia de desinfectar los estetoscopios después de cada uso para evitar el riesgo de contaminación. Sin embargo, estos son uno de los dispositivos médicos que menos se desinfectan, con unos niveles de cumplimiento reportados en torno al 30%, según un estudio publicado en la revista American Journal of Infection Control.

Los investigadores encontraron que el uso de clorhexidina para desinfectar estetoscopios, en lugar de alcohol, mantiene el aparato más limpio durante más tiempo. Si bien no encontraron diferencias significativas inmediatamente después de la limpieza entre los estetoscopios limpiados con clorhexidina y los que se limpian con alcohol. Sin embargo, después de unas horas los desinfectados con clorhexidina permanecían más limpios.

Bajo cumplimiento de desinfección de estetoscopios

"Los estetoscopios son una parte indispensable del equipo de un médico, por lo tanto, se encuentran entre los artículos sanitarios de uso más frecuente," indica el citado estudio. "Pero el cumplimiento de la desinfección de estos instrumentos es baja. Informes anteriores muestran que solo entre el 14 y el 53 por ciento de los trabajadores de la salud descontaminan regularmente sus estetoscopios, y solo el 30 por ciento lo hace después de cada uso con un paciente, por lo que los estetoscopios se convierten en vectores potenciales de contaminación."

Limpieza y desinfección de delantales de plomo en un hospital especializado en ortopedia

AJIC iconforapicsiteTrajes con cubierta de plomo usados durante procedimientos médicos pueden estar contaminados de sangre o haber estado en contacto con otro material sanitario infectadado, incrementando el riesgo de transmisión de infecciones adquridas en centros hospitalarios.

En el estudio que se indica a continuación, realizado en un hospital especializado en ortopedia y que ha sido publicado en la revista American Journal of Infectrion Control, determina las estrategias para la mejora de la limpieza de los trajes o delantales con cubierta de plomo.

El 90% de las muertes anuales por Clostridium difficile se producen en mayores de 65 años

Más del 90 por ciento de las muertes anuales causadas por infección de Clostridium difficile (CDI) se producen en personas mayores de 65 años. Sin embargo, no se han realizado estudios a gran escala para investigar los predictores de mortalidad relacionada con el CDI entre los adultos mayores.

Este estudio de caso-control que se presenta incluyó a 540 pacientes con CDI mayores de 60 años ingresados en un hospital de tercer nivel en Detroit, Michigan, entre enero de 2005 y diciembre de 2012. En el estudio se incluyeron pacientes que murieron dentro de los 30 días siguientes al diagnósticos por CDI. En el grupo de control se incluyeron pacientes que sobrevivieron al diagnóstico de CDI.

Uno de ciento treinta casos (25%) se compararon con 405 controles (75%). Los predictores independientes de mortalidad relacionada con el CDI incluyen la admisión de otro hospital de agudos (odds ratio [OR] = 8,25; P ?= 0,001) o un centro de atención a largo plazo (OR: 13,12; P ?= .012), la puntuación de McCabe ?2 ( O, 12,19; P ?<0,001), y la creatinina sérica elevada (?1.7 mg / dl) (OR, 3,43; P ?= .021). El modelo de regresión se ajustó el efecto de confusión de la actividad limitada de puntuación de la vida diaria, el número total de días de antibióticos antes de la CDI, íleo en la radiografía abdominal, recuento elevado de glóbulos blancos bajos de albúmina (?2.5 g / dl), (> 15 × 1.000 / mm 3 ), y el ingreso en la unidad de cuidados intensivos debido a la CDI.

Esta investigación publicada en la revista de American Journal of Infection Control concluye que los predictores de mortalidad relacionada con la infección por Clostridum difficile aplicarse al desarrollo de un sistema de puntuación de cabecera para los adultos mayores con esta infección.

Las infecciones nosocomiales en una unidad de cuidados intensivos de oncología: diferencias entre los pacientes con cáncer de sólidos y hematológicos

salmónLos pacientes con cáncer tienen un mayor riesgo de sepsis grave en comparación con los pacientes sin esta enfermedad, con un aumento significativo del riesgo de infecciones adquiridas durante la atención sanitaria, en especial por bacterias resistentes a múltiples fármacos.

En este sentido, el objetivo del estudio que se presenta a continuación y que ha sido publicado en la revista Enfermedades Infecciosas BMC, es describir la frecuencia y características de las infecciones nosocomiales y de las resistencias a múltiples fármacos en pacientes con cáncer en estado crítico.

Para su realización se llevó a cabo un estudio prospectivo durante 18 meses en los pacientes ingresados durante 48 o más horas en una unidad de cuidados intensivos en un centro de referencia contra el cáncer en México. Los datos de pacientes con neoplasias hematológicas se compararon con datos de pacientes con tumores sólidos. Además, se registraron datos demográficos y clínicos, y la mortalidad se evaluó a los 30 días.

De las 351 admisiones durante el período de estudio, 157 (66%) cumplieron los criterios de inclusión del estudio de la siguiente manera: 104 pacientes con tumores sólidos y 53 con neoplasia hematológica. 64 episodios de infecciones nosocomiales, 4,6 por cada 100 pacientes-días. Las resistencias a múltiples fármacos fueron aisladas en 38 pacientes (24%), sin diferencias entre ambos grupos. La Escherichia coli fue la principal bacteria aislada. El principal factor de riesgo asociado con las infecciones asociadas a la infección hospitalaria fue la presencia de la ventilación mecánica durante más de 5 días. A los 30 días de seguimiento, 61 pacientes (39%) fallecieron (38% con tumores sólidos y el 60% con neoplasia hematológica. No se encontraron diferencias en la mortalidad a los 30 días entre los pacientes con infección nosocomial frente a no infección nosocomial.

A la vista de estos datos, los pacientes con cáncer que son ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos, tienen un alto riesgo de contraer infecciones asociadas a la atención sanitaria, pero no hubo diferencias en pacientes con tumores sólidos o hematológicos.

Vigilancia electrónica de infecciones del tracto urinario asociadas a catéter

infecciones-asociadas-a-cateteres-13-728La vigilancia electrónica para las infecciones del tracto urinario asociadas a catéter en niños demostró ser precisa, según las conclusiones de un estudio publicado en la revista American Journal of Infection Control.

Este estudio ha tratado de describir las características de las infecciones de tracto urinario asociadas a catéter en un hospital de niños y demostrar la eficacia de un sistema de identificación electrónica para este tipo de infecciones asociadas a los cuidados de salud.

En el hospital donde se realizó el estudio se detectaron 25 infecciones de tracto urinario asociadas a catéter en 24 meses. El 88 por ciento de las mismas se produjeron en la unidad de cuidados intensivos, y su incidencia disminuyó durante el período de estudio (P ?= .04).

La concordancia entre la identificación electrónica y la validación por parte del personal de control de infecciones fue del 83% y aumentó a 100% con la mejora de la formación del personal de enfermería. 

Reducir a cerca de cero las tasas de infección del tracto urinario asociadas a catéter es posible, según un estudio realizado en Brasil

cateterrurinarioLas infecciones del tracto urinario representan el 8 por ciento y el 21 por ciento de las infecciones asociadas al cuidado de la salud; de estas, el 80 por ciento están asociadas con el uso de un catéter urinario.

Un estudio cuasi-experimental se realizó en 2 unidades médico-quirúrgicas de cuidados intensivos (UCI) con 48 camas y otras 3 unidades con 95 camas en un hospital privado de tercer nivel de Sao Paulo, Brasil. El estudio tuvo 3 fases durante un período de 9 años para determinar la sostenibilidad de un programa para la reducción continua de la infección del tracto urinario asociada a catéter.

Las comparaciones de las tasas de infección urinaria en las 3 fases del estudio, tanto en las UCI y como en las otras 3 unidades estudiadas, mostraron reducciones significativas tanto entre los 3 períodos y como en todas las combinaciones posibles de las fases de análisis.

Estos resultados, publicados en la revista American Journal of Infection Control, sugieren que es posible reducir las tasas de infección urinaria a cerca de cero y que estas tasas se mantengan en el tiempo, pero requiere de la implicación de un equipo multidisciplinar con diferentes estrategias que exigen un monitoreo continuo.

Prevención de infecciones por Clostridium difficile en pacientes derivados de otros centros sanitarios

cdoLa prevención de la transmisión de infecciones por Clostridium difficile (CDI) se presenta como un reto importante para el control de infecciones. Un estudio de casos y controles prospectivo publicado en la revista American Journal of Infection Control, se realizó en pacientes ingresados con CDI en un hospital de tercer nivel en Detroit entre agosto de 2012 y septiembre de 2013.

Los pacientes fueron seguidos durante 1 año con entrevistas telefónicas cuyos datos se registraban en la base de datos del hospital. Los casos estudiados corresponden a pacientes ingresados desde otro centro de atención de salud.

Fueron incluidos 143 pacientes en el estudio. Treinta y seis (30%) casos se compararon con 84 controles (70%). Los pacientes derivados de otros centros tenían más probabilidades de ser readmitidos dentro de los 90 días del alta que otros pacientes.  La tasa de mortalidad al año fue significativamente mayor entre los pacientes de otros centros (OR, 4,33; P ?= 0,01).

Por tanto, se concluye que el creciente número de centros de salud alternativos, es un factor crítico para establecer una mejor colaboración entre la atención aguda y las instalaciones de cuidados de larga duración para hacer frente a la creciente carga de la CDI a través del sistema de atención de la salud.

Los pacientes con infección asociada a la atención sanitaria presentan una mayor proporción de días hospitalizados y mayores costos que la media

infección nosomialLa incidencia de la infección adquirida en la atención de la salud y las consecuencias para los pacientes afectados tienden a variar de un estudio a otro, cuestión que se pretende salvar con esta investigación realizada en Suecia y publicada en la revista American Journal of Infection Control, con la inclusión de todos los pacientes, todas las especialidades médicas, y la realización de un análisis de seguimiento.

Los pacientes con infección asociada a la atención sanitaria presentaron una mayor proporción de readmisiones en comparación con los pacientes sin este tipo de infección (29,0% frente a 16,5%). Del total de días hospitalizados, el 9,3% estuvo más días que la media lo cual se atribuye a la infección asociada a la atención sanitaria. En estos pacientes, además, la tasa de mortalidad global de 1 año en comparación con el resto de los pacientes es de 1,75 (IC 95%, 1,45-2,11).

Por tanto,  el estudio concluye que los pacientes con infección asociada a la atención sanitaria están más días hospitalizados, incrementan el número de readmisiones y los costes asociados, y presentan tasas de mortalidad más altas.

Calzas desechables, posible foco de contaminación de las sábanas

calzasUn estudio publicado en la revista American Journal of Infection Control ha puesto de manifiesto la posible transferencia de bacterias localizadas en calzas desechables a las sábanas de las camas de los pacientes. A pesar de parecer limpias, las calzas pueden estar contaminadas por un gran  número de bacterias. 
 
Por tanto, este estudio realizado con cuarenta fundas desechables, concluye que una adecuada política de control de infecciones debe considerar este aspecto para evitar que los pacientes que regresen a sus camas con calzas desechafes y que estas constituyan un foco de contaminación.
 

Página 3 de 5

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

 

amc banner_v4

Logo página principal xylazel

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.