Inicio / Noticias / Vacunas
Vacunas

Un virus modificado podría llevar a una vacuna más efectiva contra la gripe

Gripe2

Investigadores de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California en Los Ángeles(EE.UU.) desvelan una forma de diseñar vacunas contra la gripe, y otros patógenos, más eficaces. La clave radica, aseguran en Science en utilizar virus 'desermados' de sus mecanismos de defensa inunológica.

Con la llegada del otoño, los países del hemisferio norte ponen en marcha sus campañas de vacunación frente al virus de la gripe. Unas campañas que se intensifican en invierno y que, dado que el virus 'cambia' todos los años, deben ser específicas para cada cepa estacional. Con mayor o menor éxito. De hecho, y si bien se estima que las vacunas que se desarrollan cada año son capaces de proteger frente a la gripe a cerca de un 60% de los usuarios, la de la presente campaña 2017-2018 solo es capaz de inmunizar a un 20-25% de los vacunados. Pero aun así, un 60% es 'insuficiente'. Hacen falta vacunas más potentes y eficaces. Y no solo frente a la gripe, sino frente a otros muchos virus. Y en este contexto, investigadores de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.) podrían haber hallado la forma de lograrlo.

Como explica Ren Sun, director de esta investigación publicada en la revista «Science», «dado que las variaciones de los virus estacionales de la gripe pueden ser impredecibles, las vacunas actuales podrían no ofrecer una protección eficaz frente a los mismos. Además, las pandemias previas y los recientes brotes de gripe aviar alertan sobre la necesidad de desarrollar vacunas que induzcan una protección más amplia y efectiva».

Desarmar al virus

En el estudio, los autores se centraron en las interacciones entre los virus y los interferones, esto es, las proteínas del sistema inmune del huésped que juegan un papel clave en la respuesta inmunitaria. Concretamente, los interferones llevan a cabo dos funciones: la primera, matar de forma rápida a todos los virus invasores que entren en el organismo; y la segunda coordinar la respuesta inmune adaptativa, que ofrece una protección a largo plazo frente al virus –y que constituye la base de la vacunación.

Como indica Ren Sun, «si los virus no inducen la producción de interferones, entonces no serán destruidos por la primera línea de defensa del organismo. Y sin la presencia de estos interferones, la respuesta inmune adaptativa será muy limitada. Por esta razón, los virus han desarrollado estrategias a lo largo de la evolución para evitar su detección y limitar la producción de interferones por el huésped».

Más allá de la gripe, la estrategia podría ser aplicada en el diseño de vacunas frente a un amplio rango de virus diferentesLos autores han dedicado los últimos cuatro años a rastrear el genoma del virus de la gripe para encontrar aquellos genes que le confieran sus propiedades 'anti-interferón'. Una labor que ha posibilitado determinar las funciones de todos los aminoácidos codificados en el genoma y que ha permitido desactivar aquellas secuencias en el ADN del virus que previenen la inducción de interferones. ¿El resultado? Un virus de la gripe genéticamente manipulado que, al carecer de sus mecanismos de defensa, estimula de forma potenciada la producción de interferones por los organismos infectados. Lo cual resulta muy útil para el desarrollo de una vacuna.

Como refiere Yushen Du, co-autora de la investigación, «al desarmar sus funciones de 'evasión' de los interferones, este virus creado por técnicas de ingeniería se ve debilitado en los huéspedes típicos. Pero a la par, sin embargo, estimula la producción de interferones, por lo que el virus genera una respuesta inmune muy potente».

La pregunta entonces es: las vacunas basadas en este virus 'manipulado', ¿funcionan? Pues sí. Los autores la administraron en modelos animales infectados por dos cepas diferentes del virus de la gripe. Y de acuerdo con los resultados, la vacuna no solo fue segura, sino muy eficaz y potente.

Como apunta el director de la investigación, «con nuestro enfoque, los requerimientos de seguridad y eficacia de las vacunas pueden ser, cuando menos potencialmente, alcanzados de forma simultánea. En el desarrollo tradicional de vacunas, uno de estos requisitos es generalmente sacrificado en detrimento del otro».

Más allá de la gripe

En definitiva, los autores han 'diseñado' un virus de la gripe debilitado pero capaz de inducir una respuesta inmune potente para su uso en vacunas. Así, el próximo paso será profundizar en la comprensión de su mecanismo para, finalmente, evaluarla en un ensayo clínico con humanos. Pero aún hay más. Es posible que esta estrategia de desactivación de los mecanismos de defensa pueda ser igualmente utilizada en el desarrollo de vacunas frente a otros muchos virus.

Como concluye Ren Sun, «esperamos que nuestra estrategia pueda dar lugar a una nueva y más efectiva vacuna frente a la gripe que pueda ser administrada con un espray nasal en el domicilio en lugar de con una inyección administrada por un médico. Además, esta estrategia también podría ser aplicada en el diseño de vacunas frente a un amplio rango de virus diferentes».

Cómo reducir las exenciones a la vacunación

Vacunas

El éxito de las intervenciones basadas en asesoramiento médico para tratar de fomentar la vacunación no está claro. En 2011, el estado de Washington implementó la medida SB 5005 (SB5005), lo que requiere el asesoramiento y un formulario firmado de un proveedor de atención médica con licencia para obtener una exención. Evaluar el impacto de una intervención de orientación puede proporcionar información importante sobre las intervenciones a nivel de población que se centran en la comunicación interpersonal por un profesional de la salud.

Se utilizó la regresión segmentada y los índices de interacción y de agregación para evaluar el impacto de la SB5005 en las tasas de cobertura de inmunización y exención en el estado de Washington desde los años escolares 1997-1998 hasta 2013-2014.

Después de la implementación SB5005, hubo una disminución relativa significativa de 40,2% (intervalo de confianza del 95%: -43,6% a -36,6%) en las tasas de exención. Esto se traduce en una reducción significativa absoluta de 2,9 puntos porcentuales (intervalo de confianza del 95%: -4,2% a -1,7%) en las tasas de exención. Hubo aumentos en la cobertura de la vacuna para todas las vacunas requeridas para la entrada a la escuela, con la excepción de la vacuna contra la hepatitis B.

En base a los resultados de esta investigación, publicada en la revista Pediatrics se debe tener en cuenta la orientación de los padres por parte de los profesionales médicos como requisito para la obtención de exenciones a la vacunaión. 

Las tasas de exención para inmunizaciones mandato están asociados con la facilidad de los procedimientos administrativos para obtener excepciones. Varios estados, en los últimos años, han puesto en marcha la obligación del proveedor de atención médica de asesoramiento / firma como requisito para obtener una exención con fines no médicos.

Los resultados destacan la importancia de la legislación para reducir el riesgo de enfermedades prevenibles por vacunación. Estados de Estados Unidos, así como otros países, deben de considerar la obligación de orientación a los padres por parte de profesionales médicos para obtener exenciones a los requisitos de vacunación. 

 

 

Editorial de la revista The Lancet sobre la vacunación obligatoria

Vacunas

Editorial, de la revista The Lancet Enfermedades Infecciosas  sobre la vacunación obligatoria. Anteriormente, a Tony Kirby 2 y Jonathan Kennedy y sus colegas, informaron y comentaron los enfoques de políticas adoptadas por Australia, Alemania, Francia, en respuesta a la creciente vacilación alrededor de la vacunación. Italia es uno de los varios países que han optado por la vacunación obligatoria. La ley italiana 119/2017 establece diez vacunas obligatorias para los niños. Estas vacunas obligatorias son aquellos contra la difteria, el tétanos, la poliomielitis, virus de la hepatitis B (todos los cuales ya estaban obligatoria), además de la tos ferina, Haemophilus influenzaetipo B, el sarampión, las paperas, la rubéola y la varicela. Esta ley impone multas monetarias a las familias de los niños no vacunados cuando asistan a la escuela primaria.

Tal acción política fue tomada en respuesta a la disminución alarmante las tasas de cobertura de vacunas y reemergentes brotes de sarampión,  y fue informada por la evidencia científica. Por ejemplo, en 2007, la región de Veneto (Italia) puso a prueba un enfoque centrado en capacitar y prevenir mediante la suspensión de las vacunas obligatorias y la inversión en campañas de educación sanitaria y, lamentablemente, informó una mayor disminución de las tasas de cobertura de inmunización infantil en comparación con la disminución a nivel nacional.

A pesar de tener una fuerte tradición de protección de las libertades personales, en 2015, California aprobó la medida SB 277, que eliminó exenciones por creencias personales a los requisitos de vacunación para ingresar a la escuela; este proyecto de ley dio lugar a un aumento del 2% en la cobertura de la vacuna durante los 2 años después de que se aplicó la nueva ley. 

La ley es, en efecto, una herramienta poderosa. Los Estados deben detener la propagación de enfermedades infecciosas prevenibles, pero ¿es el paternalismo el enfoque correcto? En Italia, el Ministerio de Salud informa que, en cinco regiones para las que se dispone de datos preliminares, el 8% de los niños no vacunados nacidos 2011-2015 han sido vacunados desde que se aplica la nueva ley. En comparación con 2016, esta vacunación de puesta al día resultó en un aumento de la cobertura de la vacunaa. Aunque la probabilidad de mejora de la vacunación y la inmunización de puesta al día se debe considerar al interpretar los datos, estos resultados parecen alentadores. Por supuesto, el debate ético y científico sobre la vacunación obligatoria no se limita a las tasas de cobertura de vigilancia. En Australia, los expertos han cuestionado si las últimas iniciativas estatales van demasiado lejos, poniendo el foco en el fuerte apoyo de la comunidad científica a las medidas establecidas en Italia.¿Es la vacunación obligatoria una admisión de culpabilidad por haber fracasado en promover el individuo y el valor social de la inmunización mediante la educación sanitaria, la capacitación y la prevención centrado en las personas?

The Lancet

Efectividad de la vacuna de la gripe en niños de 6 a 59 meses

vacunacionantigripal2

La efectividad de la vacunación antigripal para prevenir consecuencias graves, especialmente entre los niños pequeños siempre está en entredicho. En este sentido, la investigación a la que se hace referencia a continuación busca estimar la efectividad de la vacuna en la prevención de las hospitalizaciones por gripe confirmada por laboratorio entre los niños de 6-59 meses.

Para ello se realizó una investigación en niños de Ontario, Canadá durante las temporadas de gripe 2010-11 a 2013-14. Se utilizaron modelos de regresión logística ajustados por edad, la estación y el tiempo dentro de la temporada para calcular estimaciones de la efectividad de la vacuna, el  estado de vacunación (completo frente a parcial), grupo de edad, y la temporada de gripe. También se evaluó la incorporación de la efectividad de la vacunación en la historia de vacunación contra la gripe.

Se incluyeron muestras de 9.982 episodios de hospitalización de pacientes durante cuatro temporadas, con el 12,8% tras dar positivo por gripe. Se observó variación en la efectividad de la vacuna por el estado de vacunación, grupo de edad, y la temporada de gripe. Para las cuatro estaciones combinadas, la efectividad de la vacunación fue del 60% (IC del 95%, 44% -72%) para vacunación completa y 39% (IC del 95%, 17% -56%) para la vacunación parcial. La efectividad de la vacuna para vacunación completa fue del 67% (IC del 95%, 48% -79%) para niños de 24-59 meses, el 48% (IC del 95%, 12% -69%) para niños de 6-23 meses, 77% ( IC del 95%, 47% -90%) para 2010-11, 59% (IC del 95%, 13% -81%) para 2011-12, 33% (IC del 95%, -18% a 62%) para 2012- 13, y 72% (IC del 95%, 42% -86%) para 2013-14. La efectividad de la vacuna en niños de 24-59 meses se presentó similar entre los vacunados en ambos las estaciones actuales y anteriores y los vacunados sólo en la actual temporada, con la excepción de la temporada 2012-13, cuando la efectividad de la vacuna fue menor para los vacunados sólo en la temporada actual. La vacunación antigripal es eficaz en la prevención de las hospitalizaciones de gripe confirmadas en laboratorio pediátricos durante la mayoría de las estaciones

La vacunación antigripal es eficaz en la prevención de las hospitalizaciones por gripe confirmada por laboratorio durante la mayoría de las estaciones.

Continuar leyendo

La información sobre vacunas en páginas web mejora la aceptación de los padres hacia la vacunación

vacunasweb

La atención adecuada de dudas sobre la vacunación incrementa la aceptación de las mismas, según los resultados de una investigación cuyos resultados han sido publicados en la revista Pediatrics. Dichao estudio ha tratado de determinar como la comunicación social, basada en las páginas web, aumenta las tasas de vacunación durante la infancia.

Para ello se ha realizado un ensayo aleatorio controlado, llevado a cabo entre septiembre de 2013 y julio de 2016. Los participantes fueron mujeres embarazadas, asignados al azar a un sitio web con información sobre las vacunas y los puntos de atención habitual.  La vacunación se evaluó en los bebés de los participantes desde el nacimiento hasta la edad de 200 días, en total 888 participantes. 

Se concluye que proporcionar información sobre vacunas a través de plataformas web y otras aplicacaciones de medios de comunicación social durante el embarazo puede influir positivamente en la aceptación de los pades hacia las vacunas. 

Acceso al artículo 

La no vacunación explica la reaparición del sarampión en Estados Unidos

sarmpión

La causa más probable del aumento constante de los brotes de sarampión en los EE.UU. es la gente que no vacunan contra el virus, según un informe publicado en la revista JAMA. Un equipo de investigadores de los CDC - dirigido por Nakia Clemmons; Gregory Wallace, MD; y Manisha Patal, MD - analizó 1.789 casos de sarampión notificados a los CDC desde enero de 2001 hasta diciembre de 2015. Ellos encontraron que el 70 por ciento de los individuos con la enfermedad no estaban vacunados.

Los investigadores encontraron que la tasa de sarampión aumentó con el tiempo con la mayoría de los brotes, con al menos 20 casos reportados, que se producen a partir de 2010. Además, los casos importados de sarampión han disminuido con el tiempo, mientras que el número de personas infectadas en suelo americano tiene resucitado. Si bien las tasas de vacunación contra el sarampión siguen siendo altos en todo el país, varias comunidades están cayendo por debajo del nivel de inmunidad de grupo del 90 por ciento al 95 por ciento que se necesita para prevenir un brote, según el estudio. La tendencia de disminución de las tasas de vacunación y el aumento de los casos de sarampión es importante porque puede sugerir "una mayor susceptibilidad y transmisión" en las comunidades de los Estados Unidos, con un menor número de residentes vacunados.

Los resultados se suman a la cantidad de evidencia de que el retorno del sarampión, después de que fue eliminado a nivel nacional en el año 2000, es en gran parte debido a las personas que rechazan la vacunación de sus hijos, según el informe.

Eficacia comparativa de dosis alta frente a dosis estándar de vacunación contra la gripe en pacientes de edad avanzada

Gripe2

El hecho de que las vacunas contra la gripe sean típicamente menos efectivas en las personas de mayor edad supone un desafío para los fabricantes de estos medicamentos, principalmente porque la enfermedad, a menudo, resulta en infecciones respiratorias graves cuando se trata de pacientes frágiles, como los ancianos que viven en residencias.

Estudios previos han establecido que las personas mayores presentan mejores niveles de respuesta a la vacuna de la gripe cuando son inoculados con vacunas de dosis alta, pero estos resultados provienen de experiencias clínicas realizadas con pacientes relativamente sanos.

Un gran ensayo clínico aleatorizado trató de determinar si una vacuna contra la gripe con cuatro veces el antígeno de una vacuna estándar podría reducir el riesgo de hospitalización entre las personas mayores especialmente vulnerables.

El estudio comparó las tasas de hospitalización en más de 38.000 personas de 65 o más años con estancias de larga duración (90 días o más) en 823 residencias para la tercera edad distribuidas por 38 estados de los Estados Unidos que durante la temporada de gripe 2013-2014 fueron vacunados ya fuera con la vacuna de dosis estándar o con la vacuna de dosis alta, y que recibieron por lo demás el mismo tipo de atención estándar.

Al final del periodo de estudio, la tasa de hospitalización por enfermedades respiratorias entre los pacientes con dosis alta fue del 3,4% en comparación con el 3,8% entre los pacientes con dosis estándar durante los seis meses posteriores a la vacunación. El análisis estadístico reveló que el riesgo relativo de hospitalización por enfermedad respiratoria era un 12,7% menor para el grupo de dosis alta. Pero los investigadores encontraron que, adicionalmente, la tasa de hospitalización por cualquier razón, respiratoria o de otro tipo, fue también significativamente menor en el grupo de dosis alta. De manera que por cada 69 personas que recibieron la vacuna de dosis alta en lugar de la dosis estándar, se contabilizó una hospitalización menos durante la temporada de gripe. De hecho, las enfermedades respiratorias como causa principal de la hospitalización representaron sólo alrededor de un tercio de las reducciones de hospitalización observadas. La vacunación con dosis altas pareció ser de ayuda para prevenir las hospitalizaciones también por otras causas, incluyendo los síntomas cardiovasculares.

Por otro lado, no se encontró una diferencia significativa en las tasas de muerte entre los receptores de los dos tipos de vacunas, estreno sobre el que los autores especulan que mientras que la respuesta a la vacuna de dosis estándar podría no haber sido lo suficientemente potente como para evitar la enfermedad por completo, si podría haber sido los suficiente como para prevenir las muertes, en combinación con la atención hospitalaria.

Aunque la vacuna de dosis alta es más costosa que la de dosis estándar, los autores consideran que el ahorro significativo de hospitalizaciones, con los costos asociados, y la alteración de calidad de vida que suponen, podría llegar a otorgarle ventaja en términos globales, especialmente entre los pacientes más viejos y frágiles.

The Lancet Respitatory Medicine 2017; 5(9):738–746

Fuente: Dicaf

Un análisis de múltiples cohortes permite identificar predictores transcripcionales basales de las respuestas de vacunación contra la gripe

Virus Gripe

El impacto global de la gripe es sustancial, con estimaciones que sugieren que las epidemias estacionales dan lugar a entre 3 y 5 millones de casos de enfermedad severa, y a entre 250.000 y 500.000 muertes anuales en todo el mundo.

La vacunación es la mejor protección que existe contra la adquisición de la enfermedad y su aparición puede considerarse un éxito general en salud pública, pero la composición de la vacuna estacional debe ser modificada año tras año y su eficacia varía ampliamente entre individuos, con muchas personas que no logran inducir una sustancial respuesta de anticuerpos, sin que se conozca de una manera clara como actúan los mecanismos de protección.

Una de las estrategias que se están siguiendo para el desarrollo de estrategias para la mejora de las vacunas antigripales, o de nuevos tratamientos que permitan una mejor estimulación de la respuesta del sistema inmunológico a la vacunación, se ha centrado en tratar de identificar diferencias en la expresión génica que pudieran asociarse a la respuesta a la vacuna contra la gripe, pero los intentos realizados hasta el momento han contado siempre con un número relativamente pequeño de participantes, y los hallazgos realizados no han podido ser validados en grandes estudios independientes.

En una nueva iniciativa impulsada de manera conjunta por diversos centros de investigación estadounidenses, entre los que se incluyeron Yale, el instituto de investigación de Baylor, la universidad de Emory, la clínica Mayo, y los institutos nacionales de la salud, se realizó un nuevo estudio contando en este caso con seis cohortes diferentes que habían recibido la vacuna contra la gripe en diferentes puntos del país.

El tamaño de la cohorte, de más de 500 individuos, permitió a los investigadores no solo identificar la expresión de "firmas" de genes, o grupos de genes que se asociaron con una respuesta más fuerte a la vacuna contra la gripe (mayor aumento de anticuerpos), sino también confirmar estos hallazgos en una cohorte independiente de participantes. La validación de las firmas mediante cohortes independientes es crítica, porque los genes identificados por los resultados de un estudio concreto pueden no presentar asociación significativa con ese mismo resultado en otros estudios. Estos hallazgos, que permiten identificar predictores transcripcionales basales, esto es antes de recibir la vacuna, suponen un abance significativo en el conocimiento de la biología de la respuesta de la vacuna.

Por otro lado, los investigadores también encontraron que mientras que los genes caracterizados eran predictivos de una respuesta robusta de la vacuna en adultos menores de 35 años, la actividad de esos mismos genes no mejoraron las respuestas en adultos mayores de 60 años. Lo que sugiere que los genes cuya expresión contribuye a una buena respuesta inmune son diferentes en personas jóvenes y mayores.

Disponer de predictores fiables que impliquen un número limitado de genes puede contribuir a proporcionar información útil en el punto de atención para modificar las estrategias de vacunación o proporcionar asesoramiento sobre el aumento del riesgo de respuesta limitada. Además, estas firmas podrían proporcionar una visión de los mecanismos biológicos subyacentes que influyen en la respuesta inmune a la vacunación y, por lo tanto, pueden ofrecer pistas sobre nuevas vacunas candidatas y estrategias de vacunación previamente desconocidas.

Science Immunology 2017; 2 (14): eaal4656

Fuente: http://www.dicaf.es/

Las mujeres religiosas presentan menores tasas de vacunación contra el VPH

VPH

Mujeres jóvenes que practican una religión están menos informados acerca de la vacuna contra el VPH que sus contrapartes no religiosas, según un estudio publicado en PLoS ONE.

Para el estudio, los investigadores enviaron por correo encuestas sobre la vacuna contra el VPH a pacientes de sexo femenino de  edades de 18 a 26 años de la Universidad de Utah. De las encuestadas, 148 mujeres practicaban una religión y 178 mujeres no eran religiosas. Los investigadores enviaron  encuestas  en 2013 y analizaron los resultados en 2015.

Las mujeres religiosas era menos probable que hubieran oído hablar de la vacuna, o habían recibido una recomendación de proveedores de la vacuna o no sabian cómo se contagia el VPH. Alrededor del 73 por ciento de las mujeres no religiosas habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el VPH en el momento de la encuesta, en comparación con el 50 por ciento de las mujeres religiosas. El 60 por ciento de las mujeres no religiosas fue completamente vacunado contra el virus, mientras que sólo el 36 por ciento de las mujeres religiosas han quedado totalmente protegidos.

Los resultados indican que las mujeres jóvenes religiosos en Utah presentan bajos niveles de vacunación frente al VPH y están poco informadas al respecto. Los resultados sugieren que la cobertura vacunal subóptima entre las mujeres jóvenes religiosas puede presentar un riesgo grave para la salud de la comunidad.

Acceso a la investigación

Estimaciones de las reducciones en las hospitalizaciones relacionadas gastroenteritis aguda y los costos asociados en niños de EE.UU después de la aplicación de vacunas contra el rotavirus

Rotavirus VacunaEl Comité Asesor sobre Práctica de Inmunización de los Estados Unidos recomendó en 2006 el uso rutinario de la vacuna pentavalente contra el rotavirus, y en 2008 amplió esa recomendación para introducir el uso de la vacuna monovalente. Previamente, las gastroenteritis producidas por este tipo de infecciones causaban entre 50.000 y 70.000 hospitalizaciones, casi 500.000 consultas ambulatorias y 200.000 visitas a urgencias. 

Para conocer con exactitud el efecto de estas recomendaciones tanto a nivel de salud como de costes, una investigación publicada recientemente en la revista Pediatric Infectious Diseases Society analizó de forma retrospectiva la información disponible en una gran base de datos en la que se capturan todas las hospitalizaciones que suceden en los hospitales comunitarios y académicos de 26 estados. Los autores se centraron en la identificación de las hospitalizaciones por gastroenteritis aguda en menores de 5 años. 

Comparando los períodos 2000-2006 y 2008-2013, antes y después del inicio de la recomendación de vacunación, las hospitalizaciones por diarrea disminuyeron entre un 31 y un 55 por ciento entre 2008 y 2013, respecto al periodo anterior, con mayores reducciones en los últimos años en los que se registraron más casos de vacunaciones. Los investigadores estimaron que la aplicación de las vacunas evitó más de 380.000 hospitalizaciones por diarrea severa en niños menores de 5 años. Estos resultados confirman el impacto y la eficacia sostenida del programa de vacunas contra los rotavirus.

Desde una perspectiva económica, los investigadores estimaron que el ahorro directo en los costes médicos derivados de las hospitalizaciones evitadas fue de 1.200 millones de dólares anuales durante el período analizado. Cantidad que probablemente consideran pueda ser una subestimación del impacto económico real si se tienen en cuenta que en el análisi realizado no se incluyeron otros costes distintos a los ingresos hospitalarios, como los asociados con las consultas médicas evitadas o las visitas a la sala de urgencias por enfermedades relacionadas con infecciones por rotavirus que no tuvieron lugar.

Adicionalmente, se calculó que la penetración de la vacunación contra los rotavirus entre los niños estadounidenses de entre 19 a 35 meses de edad fue del 73 por ciento en 2015, dato un poco alejado de las coberturas conocidas para otras vacunas infantiles de rutina, incluida la vacuna diftérica, tetánica y pertussis acelular (DTaP), que se acercan al 95 por ciento en los niños pertenecientes al mismo grupo de edad.

Los autores consideran que la investigación futura debe explorar las razones que se esconden tras estas bajas tasas de inmunización en el caso de los rotavirus e intentar diseñar intervenciones específicas para mejorarlas.


Página 3 de 11

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

 

amc banner_v4

Logo página principal xylazel

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.