Inicio / Noticias / Vacunas
Vacunas

Ensayo en humanos de la vacuna contra el virus Zika

Virus ZikaEl Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, una división de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, ha puesto en marcha los ensayos en humanos para probar la seguridad y eficacia de una vacuna potencial contra el virus Zika.

Los ensayos clínicos con 80 participantes sanos de 18 a 35 años, se realizan en 3 lugares diferentes: la Universidad de Emory en Atlanta,  la University of Maryland School of Instituto de Medicina para la Salud Global en Baltimore, y el Centro Clínico de los NIH en Bethesda. 

Los 80 individuos se han dividido en 4 grupos de 20 personas. A todos se le administra la vacuna en una primera visita, una mitad recibirá una dosis adicional de vacuna entre 8 y 12 semanas más tarde, y a los dos grupos restantes se les administranrán dos dosis de vacunas adicionales, a un grupo entre la semana 4 y 8, y al otro entre la semana 4 y 20.

La vacuna contiene una pieza circular de DNA de ingeniería que contiene genes que crean proteínas del virus Zika diseñadas para incitar una respuesta inmune de anticuerpos neutralizantes y de células T. Las vacunas de ADN como éste no contienen materiales infecciosos y han mostrado altos niveles de seguridad en los ensayos clínicos para otras enfermedades.

Fuente: Infection Control & Clinical Quality

Vacunas y convulsiones febriles

vacunas2Las vacunas pueden causar fiebre, y la fiebre en los niños pequeños puede provocar convulsiones febriles; estos hechos no son nuevos. Las convulsiones febriles son el trastorno convulsivo más común de la infancia y se producen en aproximadamente el 5% de todos los niños, por lo general los menores de 24 meses.

Sabemos que las vacunas, a menudo administradas a los niños en este grupo de edad, pueden desencadenar convulsiones febriles. El artículo de Duffy J, Weintraub E, Hambidge SJ, et al. Risk of febrile seizure following vaccination among children age 6 through 23 months. Pediatrics. 2016;138(1):e20160320  proporciona a los profesionales pediátricos una estimación bastante precisa de la frecuencia con que producen convulsiones tras la vacunación contra la gripe, con la vacuna neumocócica (PCV), y con la de la difteria-tétanos-tos ferina acelular (DTaP), vacunas que se administran solas o en varias combinaciones y pueden conducir a convulsiones febriles. Este estudio  y otros similares son importantes en el diálogo con los padres sobre los riesgos y los beneficios de las vacunas.

¿Quiere esto decir que debemos dejar de dar estas vacunas juntos o dejar de dar ellos en absoluto? No. Con los resultados de este estudio, podemos calcular con precisión los riesgos y beneficios de esta práctica.  Las convulsiones febriles, aunque alarmantes para los padres, rara vez tienen secuelas a largo plazo. Los beneficios de dar estas vacunas al mismo tiempo incluyen la disminución de visitas al pediatra, disminución de los episodios de irritabilidad asociada a la vacuna, y, lo más importante, la seguridad de que los niños serán completamente inmunizados y protegidos de las infecciones que llevan a la morbilidad y mortalidad real.

Está bien establecido que las vacunas que no se poenen dejan al niño en situación de riesgo para las enfermedades que las vacunas previenen. Ni que decir tiene que la influenza, la difteria, el tétanos, la tos ferina y las infecciones neumocócicas pueden desencadenar una enfermedad grave. Estas infecciones también tienen el potencial de causar fiebre y convulsiones febriles, pero sin vacunas para prevenir estas enfermedades, los pediatras verían muchos más  casos de convulsiones que uno cada década. El riesgo de estas enfermedades es mucho mayor que el riesgo de las vacunas. Afortunadamente, debido a la vigilancia y la investigación, ya no hay necesidad de preguntarse con qué frecuencia se producen eventos adversos después de la vacunación. 

Artículo completo publicado en Pediatrics

La vacunación contra la tos ferina durante el embarazo protege a bebés prematuros

tos-ferina-portadaLa vacunación contra la tos ferina administrada a principios del tercer trimestre de gestación puede proteger a bebés prematuros, según se indica en las conclusiones de una investigación publicada por la revista Pediatrics.

La eficacia de la vacunación durante el embarazo para la prevención de la tos ferina neonatal ha sido demostrada en diversos estudio, desconociéndose los efectos de la vacunación en bebés prematuros, lo cual será objeto de la investigación que se presenta y que parte de la hipótesis de que bebés nacidos prematuramente a las mujeres antes del parto vacunados tendrían concentraciones de anticuerpos contra la tos ferina más altos que los nacidos de mujeres no vacunadas.

Los resultados muestran como las madres de 31 (19%) de los 160 bebé prematuros habían recibido las vacunas contra el tétanos, la difteria, la tos ferina acelular de 5 componentes, la vacuna de la polio inactivada combinada durante el embarazo. En comparación con los bebés de madres no vacunadas, los nacidos de madres vacunadas tenían concentraciones de anticuerpos significativamente mayores a los 2 meses para todos los antígenos de la vacuna medidos.

El número de días entre la vacunación materna y el parto y la concentración de inmunoglobulina G a los 2 meses de edad se correlacionó positivamente para la toxina pertussis ( P = .011) y FHA ( P = 0,001).

Después de la inmunización primaria, los bebés de madres vacunadas tenían concentraciones de anticuerpos significativamente más bajos por la FHA ( P = 0,003) en comparación con los bebés de madres no vacunadas; estas diferencias se resolvieron a los 12 meses de edad.

Por tanto, se concluye que la vacunación materna administrada a principios del tercer trimestre puede proporcionar protección a los niños nacidos prematuramente.

Investigación

La correcta vacunación del personal de guarderías infantiles, clave en la prevención de enfermedades

AJICPocas investigaciones han analizado la vacunación de los profesionales de las guarderías infantiles ni  las percepciones de los padres sobre los requisitos que en este sentido debería cumplir dicho colectivo.

Uno de los pocos estudios que existen a este respecto es el que se presenta a continuación y que ha sido publicado en la revista American Journal of Infection Control, y que estudia estas cuestiones a partir de un cuestionario dirigido a padres y trabajadores de una guardería en St. Louis durante el otoño de 2014.

Gracias a dicha encuesta se descubrió que solo un tercio del personal estaban correctamente inmunizado. Si bien tanto padres como trabajadores aseguraron estar dispuestos a recibir las vacunas necesarias dada su creencia de que la vacunación es importante para la prevención de enfermedades.

El estudio insiste en la relevancia de que el personal de las guarderías esté correctamente inmunizado para proteger a los niños,  al resto de miembros de equipo así como a los padres; aunque las tasas de vacunación entre este colectvo sean bajas. Por ello, recomienda que futuras intervenciones vayan también dirigidas también a los profesionales de las guarderías para aumentar su adhesión a las vacunas y contribuir a evitar la transmisión de enfermedades en las guarderías.

La vacuna contra el rotavirus reduce su eficacia en países de bajos ingresos

vacunarotavirusMás del 90% de las muertes infantiles debido a la gastroenteritis por rotavirus ocurren en países de bajos ingresos de África y Asia. Los ensayos clínicos de vacunas contra el rotavirus muestran una eficacia sustancialmente menor (aproximadamente de 50%) en los países de bajos ingresos con una alta carga de la enfermedad, incluyendo Malawi y Bangladesh.

A pesar de esta modesta eficacia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) extiende su recomendación para el uso rutinario de las vacunas contra el rotavirus y recomienda la introducción en los países de bajos ingresos, debido a la muy alta carga de la enfermedad por rotavirus que sufren los niños en estos entornos.

Se han estudiado muchos factores para explicar la baja eficacia / efectividad de rotavirus y de otras vacunas entéricas en vivo, por vía oral en los países de bajos ingresos, incluyendo la interferencia de la vacuna antipoliomielítica oral de administración concurrente (OPV), los anticuerpos maternos, la lactancia materna, la desnutrición, la enteropatía del medio ambiente, y microbioma intestinal, pero su relación no siempre se han podido demostrar. Si bien las razones biológicas detrás del menor rendimiento y la longevidad de las vacunas actuales en los países de bajos ingresos aún no se entienden, por ello se reocmienda analizar posibles cambios en la programación de vacuna contra el rotavirus para su optimización y mejora de la duración de la protección contra la enfermedad grave por rotavirus.

Continuar leyendo

Los casos de gripe en menores de 6 meses se reducen en bebés cuyas madres han sido vacunadas durante la gestación

vacunasembarazadasLos niños menores de 5 años y los ancianos mayores de 65 años presentan mayor riesgo de sufrir complicaciones en procesos gripales, por lo que la vacunación estacional contra el virus de la gripe es altamente aconsejada. Las embarazadas constituyen otro de los grupos de riesgo al que se le recomienda la vacunación. En este caso se aconseja la administración de la vacuna contra la gripe durante la gestación tanto por la protección de la madre como para la del bebé, ya que este no puede ser vacunado contra la gripe hasta los seis mesde de edad, provocando que su protección dependa solo de la inmunidad que reciba de su madre y de la fortaleza de su sistema inmune.

Hay que tener presente que se trata de un grupo que acapara las mayores tasas de riesgo de morir a causa de la gripe. Algo que se contradice con las bajas tasas de vacunación antigripal en las gestantes. 

Una investigación publicada en la revista Pediatrics insiste en la necesidad de priorizar un cambio en esta tendencia ya que los resultados del estudio concluyen que los bebés nacidos de madres que reciben la inmunización durante el embarazo son mucho menos propensos a contraer la gripe en los primeros 6 meses de vida.

Los investigadores han analizado más de 245.000 registros médicos de embarazadas y de sus 249.000 bebés entre diciembre de 2005 y marzo de 2014. De ellos, solo el 10% de las mujeres se vacunó contra la gripe y los menores de 6 meses cuyas madres se vacunaron durante el embarazo presentaron una reducción del 70% en los casos de gripe confirmados en laboratorio y una reducción del 81% en las hospitalizaciones relacionadas con la gripe en comparación con los bebés cuyas madres no fueron inmunizadas. 

La vacuna contra el rotavirus no interfiere en la respuesta inmune de vacunas que se administran simultáneamente

rotavirusLa carga de la morbilidad y mortalidad por rotavirus es alta en niños menores de 5 años en países en desarrollo, y las evaluaciones indican una protección menguante de la inmunización contra el rotavirus en el segundo año de vida.

El estudio que se cita a continuación, presentado en el 11 Simposium Internacional sobre Rotavirus, celebrado en Nueva Delhi en 2014, y publicado recientemente en la revista The Journal Of Infection Control, demuestra que una dosis adicional de la vacuna de rotavirus puede mejorar la respuesta inmune y alargar el período de protección contra la enfermedad, y que la coadministración de esta dosis no interfiere con la respuesta inmune a las vacunas que se administran simultáneamente.

Un total de 480 niños de 9 meses de edad, participaron en esta investigación cuyo objetivo era establecer la no inferioridad de la administración concomitante de la vacuna contra el sarampión y la rubéola, y una tercera dosis de la vacuna contra el rotavirus.

Dos meses después de la vacunación, el 75,3% y el 74,3% de los receptores MR + HRV y RM, respectivamente, tuvieron niveles seroprotectores de anticuerpos contra el virus del sarampión; 100,0% y 99,6%, respectivamente, mostraron anti-rubeola virus inmunoglobulina G de seroprotección (IgG). En el grupo de MR + HRV, las frecuencias de inmunoglobulina antirotavirus A y seropositividad IgG antes de la vacunación (52,7% y 66,3%, respectivamente) aumentó a 69,6% y 88,3% después de la vacunación.

Por tanto, se concluye que la respuesta inmune contra el sarampión y la rubéola no se ve afectada negativamente por la administración concomitante de la vacuna del rotavirus aumentando la protección de los niños

Relación entre la enfermedad intestinal inflamatoria y las hospitalizaciones por varicela zoster

vacunas-en-la-enfermedad-inflamatoria-intestinal-17-638¿Qué relación existe entre la enfermedad inflamatoria intestinal y las hospitalizaciones infantiles por varicela zoster? Es la pregunta que trata de responder el siguiente estudio publicado en The Jounal Of Pediatrics y realizado entre 1997 y 2012.

Los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal constituyen un grupo de riesgo para el desarrollo de infecciones, motivado tanto por la inmunosupresión endógena asociada a la propia enfermedad como por factores exógenos, entre los que se encuentran el empleo de medicación inmunosupresora y que frecuentemente en estos pacientes no se cumple el calendario vacunal, responden de forma irregular a las vacunaciones o no se comprueba la seroconversión tras la vacunación. Por todo ello, los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal presentan un riesgo significativamente aumentado de desarrollar infecciones por virus varicela zoster, con consecuencias en ocasiones fatales.

Se realizó un estudio transversal de pacientes hospitalizados teniendo en cuenta el coste para el sistema y evaluando la asociación entre un diagnóstico secundario de enfermedad intestinal inflamatoria y un diagnóstico primario de varicela zoster. Durante la investigación se detecta una asociación de la enfermedad inflamatoria intestinal y enfermedades de inmunodepresión con hospitalización por varicela zoster. Una asociación que es más fuerte en niños con enfermedad de Crohn  en comparación con los niños con colitis ulcerosa.

Estos resultados destacan la importancia de los esfuerzos para vacunar a los pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria sin inmunidad contra la varicela, a ser posible antes del inicio de la terapia inmunosupresora. Por otra parte, es necesario realizar investigaciones sobre la seguridad y eficacia de la vacuna contra la varicela en niños con enfermedad intestinal inflamatoria en inmunomoduladores o terapia biológica.

Enfermedad intestinal inflamatoria y hospitalizaciones por varicela zoster 

La vacuna contra la gripe en embarazadas reduce las muertes fetales

8.coverUn análisis de casi 60.000 nacimientos encontró que en las madres que habían recibido una vacuna trivalente contra la gripe durante el embarazo, el riesgo de muerte fetal descendía un 51 por ciento frente a las no vacunadas.

Los resultados de esta investigación en la que se evaluaron los nacimientos en el oeste de Australia entre abril de 2012 y diciembre de 2013 fueron publicados en Clinical Infectious Diseases.

Uno de los hallazgos de este estudio es la identificación de una tendencia decreciente de nacidos muertos en el período previo a la temporada de gripe y aumentando después de períodos en los que las cepas de gripe habían estado circulando.

Un total de 5076 (8,8%) mujeres embarazadas recibieron la vacuna antigripal trivalente produciéndose 377 muertes fetales. Se registraron 5,0 y 3,0 nacidos muertos por cada 100.000 embarazos entre las mujeres no vacunadas y sí vacunadas respectivamente.

Durante la pandemia de gripe H1N1 2009, se demostró una reducción similar de muertes fetales después de la vacunación, obteniéndose la misma protección durante las epidemias estacionales.

La vacuna contra la gripe reduce las muertes fetales

Razones del incremento de enfermedades prevenibles por vacunación en Estados Unidos

sarampión Estados UnidosLos padres contrarios a la vacunación de sus hijos suelen retrasar las vacunas de rutina o bien buscar exenciones legales que le permiten evatar la vacunación; comportamientos que no solo ponen en riesgo a sus hijos sino también al resto de la comunidad. Estas circunstancias son algunas de las razones que se entiende han incrementado la incidencia de enfermedades prevenibles en Estados Unidos.

A continuación se presenta una revisión cuyo objetivo fue evaluar la relación entre el retraso o la búsqueda de exención en la vacunación y la epidemiología del sarampión y la tos ferina. Se incluyeron en la investigación 18 estudios sobre sarampión que describen 1416 casos de entre 2 meses y 84 años, y 178 casos de menores de 12 meses; más de la mitad no estaban vacunados contra sarampión. Con respecto a los brotes de tos ferina se analizaron 32 informes sobre 10.609 personas, teniendo en cuenta que varios brotes de tos ferina ocurrieron en poblaciones altamente vacunadas, lo que indica una disminución de la inmunidad. 

La conclusión principal de esta investigación publicada en The Journal of the American Medical Association es que un elevado número de casos de sarampión en los EE.UU. se debe a la falta de vacunación intencionada, mientras que el resurgimiento de la tos ferina se ha atribuido a la disminución de la inmunidad entre otros factores. 


Página 4 de 9

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

 

amc banner_v4

Logo página principal xylazel

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.