Inicio / Noticias / Antisepsia pre-operatoria de la piel con Clorhexidina Alcohólica. La importancia del aplicador

Antisepsia pre-operatoria de la piel con Clorhexidina Alcohólica. La importancia del aplicador

    Bookmark and Share
smaller text tool icon
medium text tool icon
larger text tool icon

juannavarro elcheLa utilización de productos de clorhexidina alcohólica (CA) tintada para la antisepsia preoperatoria de la piel es, probablemente la nueva medida preventiva de mayor impacto que puede introducirse en 2016 en los hospitales españoles para prevenir las infecciones del lugar quirúrgico. En consecuencia, forma parte fundamental del Protocolo Infección Quirúrgica Zero de la SEMPSPH, que lo ha incluido, salvo que haya contraindicación expresa, entre las medidas de aplicación obligatoria para todas las intervenciones, recomendando una aplicación manual con pinzas y torunda estériles.

Sin embargo, al igual que ocurre con otros productos alcohólicos (toallitas impregnada en alcohol, frascos para la higiene de manos, envases para poner inyectables) la clorhexidina alcohólica aplicada a la piel del enfermos quirúrgico presenta un riesgo evidente de ignición, que ha dado lugar a graves accidentes en varios hospitales.

En Estados Unidos se estima una incidencia muy baja, entre 50 y 200 episodios de ignición, entre 51 millones de intervenciones anuales, la mayoría por soluciones alcohólicas.

El uso seguro de la clorhexidina alcohólica comenzó a generalizarse en Estados Unidos en la primera década del siglo XXI, gracias a la utilización de aplicadores específicos que solo muy recientemente se han comercializado en España.

Se trata de sencillos dispositivos que incluyen por separado la solución de clorhexidina alcohólica y el producto que tinta la solución. Al ejercer una ligera presión, se rompe el recipiente que contiene la clorhexidina alcohólica y se mezcla con el tinte inmediatamente antes de su uso. Estos dispositivos terminan en un extremo esponjoso que se impregna de la solución por gravedad, sin empaparse, y que va tomando progresivamente más solución del depósito por capilaridad, según se va gastando la aplicada en la piel. Existen varios tamaños, desde 3 mililitros para intervenciones muy reducidas, hasta envases de 26 mililitros para las intervenciones más extensas.

Su precio es bastante ajustado, en torno a los 5-6 euros para los envases más grandes y evitan la utilización de cualquier otro producto para la antisepsia de la piel (bateas, frasco de solución de clorhexidina alcohólica, capsulas, pinzas, torundas).

La aplicación del producto es realmente cómoda para el personal sanitario y se pueden dar varias capas de antiséptico en los aproximadamente 30 segundos que dura la aplicación del producto.

El consumo de clorhexidina alcohólica es mucho más reducido que cuando se hace aplicación manual (entre 3 y 5 veces menos cantidad de antiséptico), lo que casi garantiza la ausencia de derrames o colecciones de alcohol. Los costes de aplicar uno u otro procedimiento pueden ser muy similares y más si consideramos el ahorro de tiempo del personal de quirófano.

En la actualidad, todos los estudios importantes sobre efectividad de los bundles (Darouiche, Noorani, Tuuli, Ayoub) incluyen el uso de la clorhexidina alcohólica con aplicadores, que son utilizados de forma ya generalizada en Estados Unidos y Europa.

En octubre de 2016 comenzará su andadura Infección Quirúrgica Zero como proyecto nacional, por lo que necesitamos una aplicación segura de la clorhexidina alcohólica en la mayoría de los 4.5 millones de intervenciones quirúrgicas que se realizan cada año en España. Aunque hemos demostrado que es posible una aplicación manual segura con pinzas y torunda, realizando una dosificación controlada y un control de derrames, resulta muy probable la aparición de algunos incidentes por ignición, que serían catastróficos para la viabilidad del Proyecto Infección Quirúrgica Zero.

Creemos que el uso de aplicadores específicos de clorhexidina alcohólica es totalmente costo-efectivo y mucho más seguro que otras opciones de aplicación de la clorhexidina alcohólica, por lo que, desde el Proyecto Infección Quirúrgica Zero, vamos a apoyar su introducción.

Dr. Juan Francisco Navarro, jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Hospital General Universitario de Elche

 

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.