Inicio / Noticias / Calidad, Seguridad y Gestión
Calidad, Seguridad y Gestión

¿Es importante el uso de guantes estériles para la seguridad de la cirugía menor ambulatoria?

303-41Guantes no estériles no son diferentes de guantes estériles cuando se trata de las tasas de infección del sitio quirúrgico en procedimientos quirúrgicos ambulatorios, según un estudio en JAMA Dermatología.
 
Los investigadores realizaron una revisión y análisis de ensayos clínicos aleatorizados y estudios comparativos con la información sistémica en comparación con los guantes estériles y no estériles en procedimientos quirúrgicos ambulatorios. Se encontraron 13 estudios que abarcan 11.071 pacientes que se sometieron a procedimientos ambulatorios con guantes estériles o no estériles y tenían un seguimiento con respecto a infección de sitio quirúrgico.
 
De esos 11.071 pacientes, 228 tuvieron una infección de sitio quirúrgico, 107 de ellos estaban en el grupo de guantes no estériles, y 121 estaban en el grupo de guantes estériles.
 
"No se encontraron diferencias en la tasa de infección de sitio quirúrgico postoperatoria entre los procedimientos quirúrgicos ambulatorios realizados con guantes estériles y no estériles", concluyeron los autores. "Teniendo en cuenta la diferencia de coste entre estos guantes y la multitud de procedimientos quirúrgicos ambulatorios realizados en todo el mundo, estos resultados podrían tener un efecto significativo sobre las normas y las implicaciones para la práctica actual."
 

Mejorar la seguridad de los pacientes hospitalizados muchos progresos, pero aún quedan muchos retos

la-seguridad-del-paciente-2-728Es incuestionable la necesidad de seguir mejorando la seguridad de la atención médica. A pesar de que la evidencia demuestra que la seguridad de los pacientes ha mejorado en las últimas décadas, sigue siendo importante reducir las tasas de eventos adversos y de daños a los pacientes en los hospitales.

En los últimos años los hospitales han realizado importantes progresos en la reducción de daños.El Sistema de Control de Seguridad del Paciente de Medicare (MPSMS) proporciona la única fuente de estimaciones a nivel de Estados Unidos fidedignas sobre una amplia gama de efectos adversos en los pacientes.

El MPSMS utiliza un protocolo estructurado para revisar los registros médicos para detectar indicios qué eventos adversos asociados con los daños se han producido a los pacientes durante su hospitalización. El sistema incluye 21 tipos diferentes de daños, incluidos los eventos adversos de los medicamentos, caídas, úlceras por presión, y una variedad de infecciones adquiridas en el hospital, tales como infecciones del torrente centrales asociadas a la línea de sangre e infecciones del tracto urinario asociadas a catéter (ITUAC).

El análisis de los datos de los MPSMS mostró que desde 2005 hasta 2011 la tasa de eventos adversos se redujo en aproximadamente el 8% y el 5% por año para los pacientes hospitalizados por infarto agudo de miocardio y la insuficiencia cardíaca congestiva, respectivamente, pero no cambió significativamente en los pacientes con neumonía o aquellos que habían sido hospitalizados por cirugía mayor. Además, este análisis fue de los primeros en demostrar una mejora sistemática en todo el país en las condiciones de seguridad. Sin embargo, el análisis mostró un panorama mixto, con la mejora de la seguridad para algunos pacientes pero no a otros, y se limitó a los beneficiarios de Medicare.

Continuar leyendo

Errores médicos: tercera causa de muerte en los Estados Unidos

causasdemuerteEEUULa lista anual de las causas más comunes de muerte en los Estados Unidos, según los Centros para  Control y Prevención de Enfermedades (CDC), ofrece una orientación para las prioridades nacionales de investigación cada año.

Esta lista se elabora a partir de los certificados de defunción cumplimentados por los médicos,los directores de las funerarias y los forenses. Sin embargo, contienen una limitación importante y es que se realizan en base a una Clasificación Internacional de Enfermedades, por lo que las causas de muerte que no están asociadas con un código, no se registran. Es el caso de los múltiples factores relacionados con la seguridad del paciente que pueden estar directamente relacionados con la muerte, como la falta de comunicación, errores de diagnóstico, falta de criterio...

El error médico se ha definido como un acto involuntario (ya sea por omisión o comisión) que impide alcanzar el resultado pretendido, el fracaso de una acción planeada para ser completado según lo previsto (un error de ejecución), el uso de un mal plan para lograr un objetivo (un error de planificación), o una desviación del proceso de atención que pueden o no causar daño al paciente. Los daños al paciente por error médico pueden ocurrir a nivel individual o del sistema. La taxonomía de errores se está expandiendo para categorizar mejor los factores prevenibles y sus efectos adversos.

Continuar leyendo

¿La cultura de seguridad del paciente refleja la seguridad real?

seguridaddelpacienteambitosUn nuevo estudio, realizado en hospitales de Estados Unidos, demostró que la percepción de los trabajadores de un hospital no representa siempre los resultados reales. Una costumbre extendida entre hospitales y clínicas es la utilización de encuestas entre el personal para medir la cultura de seguridad del paciente. Un estudio de investigadores de la  Universidad de Michigan y el sistema de Salud VA en Ann Arbor cuestiona si estos instrumentos miden efectivamente la eficacia de los hospitales al mantener seguros a los pacientes.

El estudio, publicado en BMJ: Quality & Safety, recopiló datos de cientos de hospitales y descubrió que las respuestas no se correspondían con lo eficaces que habían sido en evitar infecciones intrahospitalarias. Para reducir las infecciones los hospitales entregaron ayuda técnica como herramientas y capacitaciones al personal. Además fomentaron cambios de cultura de la seguridad, acompañado de inspecciones antes y después de implementar estos cambios.

En los hospitales que participaron del proyecto, menos de la mitad de los miembros del personal respondió la encuesta. Se cree que la extensión de la encuesta -42 preguntas por persona- puede ser un desincentivo para responderla. Las unidades de hospitalización que participaron en el estudio lograron reducir en 47% las tasas de infección urinaria y 23% en general, pero los cambios en la encuesta de seguridad del paciente fueron menores. En algunos casos, la puntuación de seguridad incluso empeoró, a pesar de haber mejorado los índices de infecciones.

Jennifer Meddings, autora principal del estudio, explicó que considerando que los resultados de las encuestas no se correspondían con los resultados reales de la reducción de infecciones, detectar y medir la cultura de seguridad podría ser más complicada de lo que se había considerado anteriormente.

Fuente: http://clustersalud.americaeconomia.com/

Factores que impulsan la participación del equipo en los controles de seguridad quirúrgicas

listasdeverificaciónEl uso de listas de control está ampliamente extendido con el objetivo de mejorar la seguridad de los pacientes. Si bien, a pesar de las ventajas generales de las listas de control y, en particular, de sus efectos en la reducción de las complicaciones postoperatorias, su uso no es sencillo y no siempre es bien aceptado entre los profesionales.

Hay una visión limitada de los problemas que impiden el uso correcto de las listas de verificación y la adecuada participación del equipo en su utilización. Por ello, el objetivo de este estudio prospectivo fue identificar y describir los factores que impulsan la participación del equipo en los controles de seguridad en cirugía. Para ello, se observaron 10 equipos quirúrgicos y se realizaron 33 entrevistas semiestructuradas con 70 participantes de enfermería, cirugía y anestesia durante los años 2014 y 2015.

El análisis de los datos obtenidos a partir de las notas de campo y entrevistas reveló el grado en el que participan los miembros del equipo quirúrgico en el uso de la lista de verificación de seguridad quirúrgica durante cada fase de la atención al paciente y concluye que la participación del equipo en los controles de seguridad depende de una convergencia de factores entrelazados, como los atributos del equipo, las estrategias de comunicación y los procesos de comprobación; e incide en la neccesidad de implementar nuevas acciones para aumentar la participación en los controles de seguridad.

Mientras que las listas de verificación son herramientas poderosas para estandarizar los procesos de trabajo, a menudo son vistos como una solución "simple" para hacer frente a la falta de comunicaciones entre el equipo. Además, que el uso de listas de control no se enseñe formalmente de una manera estructurada, hace aún más complicado su introducción en la práctica diaria.

La implementación de listas de comprobación en cirugía implica interacciones sociales complejas entre cirujanos, anestesistas y enfermeras con la expectativa de la cooperación, para lo cual se necesitan estrategias de implementación para mejorar los procesos de comunicación del equipo y evitar los problemas sistémicos tales como el flujo de trabajo.

Películas de animación para prevenir caídas de pacientes hospitalizados

caídasTras el diseño de una película de animación destinada a pacientes y cuidadores como herramienta educativa para la prevención durante estancias hospitalarias, este estudio evalúa su eficacia. Esta herramienta empezó a emplearse en agosto de 2013 y para evaluar su impacto se realizaron encuestas antes y después de la intervención.

La frecuencia de las caídas de los pacientes se redujo significativamente del 15,6 hasta el 8,6 por ciento entre los períodos previos y posteriores a la intervención. En los pacientes de 65 años de edad, la proporción de frecuencia disminuyó significativamente 19,0 a 7,6 por ciento. Sin embargo, no cambió en pacientes menores 65 años.

Por tanto, se concluye que la animación podría ser una herramienta educativa eficaz para la prevención de caídas de pacientes hospitalizados, incluso en pacientes de edad avanzada.

Con el fin de desarrollar una herramienta multimedia con impacto educativo óptimo, varios aspectos deben ser explorados, incluyendo la inclusión de un enfoque multidisciplinar, estudiar la variedad de historia y el diseño de personajes, tener en cuenta la cultura del hospital para mejorar el cumplimiento del personal y conseguir una mayor eficacia, así como el contenido de medios digitales interactivos para un bucle de enseñanza efectiva.

Artículo completo

Las segundas víctimas tras un evento adverso no suelen recibir educación sobre estrategias de superación

médico abatidoLos eventos adversos causan daños en los pacientes y la perturbación de los profesionales involucrados en el evento según un estudio realizado entre más de 1.000 médicos españoles y publicado por BMC Health Services Research.

Un total de 430 profesionales de la salud, un 39,6% de los participantes en el estudio, había informado a un paciente de un evento adversos. Las respuestas emocionales de las segundas víctimas fueron sentimientos de culpa, un 58,8%, ansiedad,49,6%, revivir el evento, un 42,2%, cansancio, en 39,4%, insomnio en un 38,0%, y sentimientos persistentes de inseguridad en un 32,8%. En los médicos, las respuestas más comunes fueron sentimientos de culpa, volver a vivir el evento y la ansiedad, mientras que las enfermeras mostraron una mayor solidaridad en términos de apoyo a la segunda víctima.

Los eventos adversos causan culpa, ansiedad y pérdida de confianza en los profesionales de la salud. La mayoría están involucrados en acontecimientos tales como segundas víctimas al menos una vez en sus carreras, pero rara vez reciben ningún tipo de formación o educación sobre las estrategias de supervivencia de este fenómeno.

El profesional está de acuerdo, como indican diversos estudios, en que a veces es la falta de organización y de formación lo que lleva a los médicos a errar y tener esos sentimientos de culpabilidad. En España, sólo el 20% de los centros tienen definido quién debe informar al paciente tras un evento adverso, y sólo el 18% de los profesionales reconoce haber recibido formación para informar correctamente a los mismos. Esto hace que el 40% de los pacientes atendidos en los hospitales y el 30% de los atendidos en Atención Primaria presenten una demanda después de que se le comunique algún evento adverso.

Informar de conductas inadecuadas de compañeros para prevenir eventos adversos y mejorar la seguridad del paciente

patient safetyQue los profesionales sanitarios informen de conductas inadecuadas de compañeros y que estos comportamientos sean analizados posteriormente por todos los actores implicados se presenta como una estrategia adecuada para prevenir eventos adversos y mejorar la seguridad de los pacientes, según un artículo publicado en la revista Journal on Quality and Patient Safety.

Esta es una de las medidas implementadas por el Centro Médico de la Univeridad Vanderbilt en Nashvilte dirigidas al fomento de conductas correctas entre los profesionales sanitarios. 

Para aplicar este sistema se requiere la implicación de toda la organización, especialmente de compañeros de trabajo dispuestos y capaces de compartir con respeto y sin prejuicios los fallos para fomentar la reflexión tanto colectiva como individual sobre los errores cometidos, pero también es necesario un liderazgo comprometido.

¿Qué papel pueden jugar las familias de los pacientes ingresados en la prevención de eventos adversos?

1 de cada 10 padres de pacientes ingresados informaron de los errores médicos de los cuales los profesionales médicos no informaron. La mayoría de esos errores médicos son eventos adversos prevenibles que afectan a la seguridad el paciente.

SegPacPediatria¿Pueden ser las familias de los pacientes hospitalizados una fuente de información para prevenir errores médicos y fomentar la seguridad del pacientes? El estudio de esta cuestión es uno de los objetivos de la investigación publicada en JAMA Pediatrics, ya que existen datos limitados en cuanto a la incidencia y la naturaleza de los errores médicos teniendo en cuenta la perspectiva de la familia, especialmente en pediatría.

El estudio se realizó entre mayo de 2013 y junio de 2014 en Estados Unidos en 2 unidades de pediatría general, incluyendo padres de pacientes ingresados de 0 a 17 años que informaron por escrtio si su hijo, según su parecer, había sufrido un problema relacionado con la seguridad del paciente durante el ingreso.  Dos revisores médicos clasificaron los errores médicos como prevenenibles y no prevenibles; y en un tercer momento analizaron los registros médicos del paciente para determinar el número de errores informados por los padres que estaban presentes en las historias clínicas.

De 383 padres encuestados (tasa de respuesta del 81%), 34 padres reportaron 37 incidentes de seguridad del paciente. Entre éstos, el 62%  se determinó que los errores médicos se referían al examen médico, el 24%  se relacionaron con otros problemas de calidad, y el 14% no se entendieron ni como errores. El treinta por ciento (n = 7, 1.8 por cada 100 ingresos) de los errores médicos causó daño (es decir, eran eventos adversos prevenibles). Además, los niños cuyos padres había indicado errores médicos tuvieron estadías de hospitalización más largas.

Tras la investigación se concluye que los padres informaron de errores y eventos adversos prevenibles, muchos de los cuales no habían sido registrados en la historia del paciente. Por lo que las familias son una fuente subutilizada de los datos acerca de los errores, en particular los acontecimientos adversos prevenibles. Los hospitales podrían considerar la incorporación de los informes de la familia en los sistemas de vigilancia de seguridad de rutina.

Guía de Bioseguridad para profesionales sanitarios

bioseguridadPara los profesionales sanitarios dedicados a las labores asistenciales el riesgo de exposición a sangre y otros fluidos corporales humanos potencialmente contaminados por gérmenes patógenos sigue siendo el más frecuente y el mayor de los riesgos laborales evitables. En España, en las últimas décadas, el Ministerio de Sanidad ha impulsado el desarrollo de políticas de prevención y fomento de la salud en un tema tan relevante como la bioseguridad para el profesional sanitario.

A finales del año 2004, se distribuyeron fondos europeos para impulsar en las Comunidades Autónomas la implantación de dispositivos de seguridad contra el riesgo biológico por pinchazo accidental en centros sanitarios piloto y evaluar su eficacia.

De estas experiencias piloto surgieron iniciativas legislativas entre los años 2005 y 2011 para la obligación del uso de dispositivos de seguridad y/o el registro de las exposiciones biológicas accidentales en seis comunidades autónomas: Madrid, Castilla-La Mancha, Baleares, Galicia, Navarra y la Comunidad Valenciana, donde la experiencia piloto demostró que con la introducción de materiales de seguridad, unido a la formación, se obtenía una alta eficacia en la reducción de las inoculaciones accidentales. El núme­ro de accidentes se redujo en las unidades piloto en un 78,7%, respecto al mismo período del año anterior (Casanova et al., 2007).

Con todo ello se ha podido demostrar que las medidas preventivas frente al riesgo biológico deben centrarse en la introducción de materiales y equipos con mecanismos de bioseguridad, en la mejora de la praxis profesional aplicando protocolos de trabajo, la formación e información de los trabajadores en la utilización de mecanismos de barrera y precauciones universales/estándar, y en la vigilancia epidemiológica.

Guía de Bioseguridad para Profesionales Sanitarios


Página 2 de 4

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

 

amc banner_v4

Logo página principal xylazel

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.