Inicio / Noticias / Vacunas
Vacunas

Las vacunas como parte integral de la inmunoterapia del cáncer

Vacunas frente al cáncerSegún publica la revista JAMA Oncología en uno de sus editoriales es importante distinguir las vacunas diseñadas para prevenir el cáncer de aquellas diseñadas para tratar el cáncer.

El modo de acción de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) para la prevención de cánceres cervicales y otros tumores malignos asociados con el VPH es similar al de las vacunas para la prevención de enfermedades infecciosas (es decir, la inducción de anticuerpos dirigidos contra componentes esenciales del microbio).

A pesar de que ha habido éxitos asombrosos en el área de las vacunas preventivas, la historia de las vacunas terapéuticas contra el cáncer, que involucran principalmente el desarrollo de inmunidad mediada por células (es decir, las células T) dirigidas contra los antígenos tumorales, ha sido mucho más difícil.

Sin embargo, el renacimiento de la inmunoterapia del cáncer ha convertido a las vacunas terapéuticas contra el cáncer como un posible componente integral del tratamiento.

Incidencia de la hospitalización por infecciones prevenibles por vacunación en niños después de un trasplante de órgano sólido

JAMA PEDIATRICSLos receptores pediátricos de trasplantes corren el riesgo de contraer infecciones prevenibles por vacunación debido a la inmunosupresión, la respuesta subóptima a las vacunas antes y después del trasplante y la posible infrainmunización si el trasplante ocurrió en una etapa temprana de la vida. Sin embargo, se desconoce la incidencia y la carga de la enfermedad por infecciones prevenibles por vacunación en esta población.

Este trabajo, publicado en la revista JAMA Pediatrics, tiene como obejtivo evaluar en los receptores pediátricos de trasplantes de órganos sólidos el número de hospitalizaciones por infecciones prevenibles por vacunación en los primeros 5 años después del trasplante y determinar la morbilidad, la mortalidad y los costos asociados.

Sen trata de un estudio de cohorte retrospectivo desde el 1 de enero de 2004 hasta el 31 de diciembre de 2011, con 5 años de seguimiento por participante (a menos que murieran durante el período de estudio). Los participantes de este estudio multicéntrico a través del Sistema de Información de Salud Pediátrica fueron receptores de trasplantes de órganos sólidos que tenían menos de 18 años en el momento del trasplante. El análisis comenzó en julio de 2017.

Las hospitalizaciones por una infección prevenible por vacunación durante los primeros 5 años después del trasplante se determinaron mediante la Clasificación Internacional de Enfermedades, Novena Revisión, y la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados, Décima Revisión , códigos de diagnóstico de modificación clínica. Los datos se recopilaron sobre la atención clínica, los resultados y los costos durante estas hospitalizaciones.

De los 6980 receptores de trasplantes identificados, hubo 3819 niños (54,7%), y la edad media (DE) en el trasplante fue de 8 (6,2) años. En total, 1092 pacientes (15.6%) tuvieron un total de 1490 casos de infecciones prevenibles por vacunación. Hubo 195 de 1490 casos (13.1%) que ocurrieron durante la hospitalización por trasplante. La tasa de letalidad fue de 1.7% para todas las infecciones. Excluyendo las infecciones que ocurrieron durante la hospitalización del trasplante (cuando todos los pacientes acuden a la unidad de cuidados intensivos), 213 de 1257 pacientes (17.0%) fueron hospitalizados con una infección prevenible por vacunación que requirió cuidados intensivos. En el análisis multivariable, la edad menor de 2 años al momento del trasplante y la recepción de un pulmón, corazón, intestino u órgano multivisceral se asociaron positivamente con un mayor riesgo de hospitalización por una infección prevenible por vacunación.

Con esta información, la investigación concluye que la hospitalización por infecciones prevenibles por vacunación ocurrió en más del 15% de los receptores de trasplantes de órganos sólidos en los primeros 5 años después del trasplante a una tasa de hasta 87 veces mayor que en la población general. Hubo una morbilidad, mortalidad y costos significativos de estas infecciones, lo que demuestra la importancia de inmunizar a todos los candidatos y receptores de trasplantes. Se necesita más investigación para mejorar la administración de inmunización, prevenir las infecciones nosocomiales y monitorear la respuesta a las vacunas en la población de trasplantes. 

Incidencia de la hospitalización por infecciones prevenibles por vacunación en niños después de un trasplante de órgano sólido y morbilidad, mortalidad y costos asociados

Edad óptima específica por género para la vacunación rentable con la vacuna de subunidad de herpes zoster adyuvada en adultos chinos

La vacuna adyuvada frente a herpes zoster (HZ) se recomienda para adultos sanos con edad superior a 50 años, aunque se espera que la eficacia de la vacuna disminuya con el tiempo. Los análisis de costo-efectividad específicos por edad y sexo de la vacuna frente al herpes zoster ayudan a informar sobre la toma de decisiones sobre la política de vacunas. El objetivo de este publicación fue determinar la edad óptima específica de género para que la vacunación frente al herpes zoster sea rentable en Hong Kong.

Para ello se usó un modelo de Markov para compara los resultados con y sin vacunación frente al herpes zoster en hombre y mujeres sanos de entre 50 a 80 años. Las medidas de resultados del modelo fueron el costo total, los casos de herpes zoster y la pérdida de años de vida ajustados por calidad asociados a esta enfermedad. El costo incremental se estimó para cada grupo de edad y sexo. Se realizaron análisis de sensibilidad para examinar la robustez de los resultados del modelo.  

La vacunación redujo la incidencia de herpes zoster tanto en hombres como en mujeres de 50 a 80 años y los números necesarios para vacunarse para evitar un caso de herpes zoster fueron menores a los 60 años para los hombres (6,05) y las mujeres (5,50). El mayor ahorro se produjo en mujeres (0,00396 QALY) y en hombres (0,00379 QALY) que se vacunaron a los 60 años de edad. Los ICER fueron más bajos a la edad de 60 a 70 años para ambos sexos.  

Edad óptima específica por género para la vacunación rentable con la vacuna de subunidad de herpes zoster adyuvada en adultos chinos

 

Intervenciones educativas realizadas en un entorno clínico prometen mejorar los comportamientos de vacunación

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) puede provocar problemas de salud graves y sigue siendo la infección de transmisión sexual más común. A pesar de la disponibilidad de vacunas efectivas, las tasas de vacunación contra el VPH son subóptimas.

En un ensayo aleatorio grupal, una intervención utilizada para identificar a los padres de adolescentes (11 a 17 años) elegibles para una dosis de la vacuna contra el VPH, se probó en clínicas pediátricas que forman parte de un sistema de salud urbano. Los padres vieron un video digital que describía los riesgos y beneficios de la vacuna usando una tableta en la sala de examen. El resultado primario fue el cambio en el estado de la vacuna contra el VPH 2 semanas después de la visita a la clínica. Un análisis de intención de tratar para el resultado primario usó ecuaciones de estimación generalizadas para acomodar el posible efecto de agrupación de las clínicas.

Se observaron un total de 1596 adolescentes elegibles durante el ensayo de 7 meses. Un tercio de los adolescentes visitó una clínica de intervención. Los adolescentes que asistieron a una clínica de intervención tenían más probabilidades de ser más jóvenes (11 a 12 años) que aquellos que asistieron a una clínica de control (72.4% vs 49.8%; P <.001). No se observaron diferencias en raza o sexo. La proporción de adolescentes con un cambio observado en el estado de la vacuna fue mayor para los que acudieron a una clínica de intervención (64,8%) en comparación con la clínica de control (50,1%; odds ratio, 1,82; intervalo de confianza del 95%, 1,47–2,25; p <0,001). Los adolescentes cuyos padres vieron el video tenían una probabilidad 3 veces mayor de recibir una dosis de la vacuna contra el VPH (78.0%; odds ratio, 3.07; intervalo de confianza del 95%, 1.47–6.42; P = .003).

Las intervenciones educativas realizadas en un entorno clínico prometen mejorar los comportamientos de vacunación, según esta investigación publicada en la revista Pediatrics.

Nuevas investigación respaldan la vacunación anual contra la gripe en pacientes de alto riesgo

gripeaLa vacunación anual contra la gripe ha sido recomendada para personas con condiciones de alto riesgo desde la década de 1960. Sin embargo, existen pocas estimaciones de la efectividad de la vacuna contra la gripe (VE) para personas con condiciones de alto riesgo.

Los datos empleados en el estudio pertenecen a la Red de efectividad de la vacuna contra la gripe de EE. UU. De 2012 a 2016 se analizaron para comparar la efectividad de las vacunas inactivadas de dosis estándar contra la gripe con asistencia médica entre pacientes de ?6 meses con y sin afecciones médicas de alto riesgo. Los pacientes con enfermedad respiratoria aguda se sometieron a pruebas de gripe por RT-PCR. La presencia de condiciones de alto riesgo y el estado de vacunación se obtuvieron a partir de registros médicos. La efectividad vacunal por tipo / subtipo de virus de la gripe en grupo de edad se calculó para pacientes con y sin condiciones de alto riesgo mediante el diseño de prueba negativa. Los términos de interacción se utilizaron para probar las diferencias en efectividad de la vacunación en condiciones de alto riesgo.

En general, 9643 (38%) de 25,369 pacientes inscritos durante cuatro temporadas de gripe tuvieron condiciones de alto riesgo; 2213 (23%) dieron positivo para la infección por gripe. Para todas las edades, la efectividad contra cualquier tipo de gripe fue menor entre los pacientes con afecciones de alto riesgo (41%, IC 95%: 35–47%) que aquellos sin (48%, IC 95%: 43–52%; P-for- interacción ?= 0.02). Para los niños menores de 18 años, la VE contra cualquier tipo de gripe fue del 51% (IC 95%: 39–61%) y del 52% (IC 95%: 39–61%) entre aquellos con y sin condiciones de alto riesgo, respectivamente ( P -para-interacción ?= 0.54). Para adultos de 18 años o más, el VE contra cualquier tipo de gripe fue del 38% (IC 95%: 30–45%) y del 44% (IC 95%: 38–50%) entre aquellos con y sin condiciones de alto riesgo, respectivamente ( P -para-interacción?= 0.21). Tanto para los niños menores de 18 años como para los adultos mayores de 18 años, las VE contra enfermedades relacionadas con la gripe A (H3N2), A (H1N1) pdm09 y la infección por el virus de la gripe B fueron similares entre las personas con y sin condiciones de alto riesgo.

La vacunación contra la gripe proporcionó protección contra la gripe con asistencia médica entre los pacientes con afecciones de alto riesgo, en niveles que se acercan a los observados entre los pacientes sin afecciones de alto riesgo. Los resultados del análisis respaldan las recomendaciones de vacunación anual para pacientes con afecciones de alto riesgo.

Administración concomitante de una vacuna hexavalente DTaP-IPV-HB-PRP-T completamente líquida y lista para usar con una vacuna conjugada ACWY meningocócica en niños pequeños

Neisseria meningitidisEnfermedad meningocócica invasiva causada por Neisseria meningitidis es una enfermedad potencialmente mortal. Varios países ahora incluyen el conjugado del serogrupo C meningocócico (MenC) y, más recientemente, la vacuna del conjugado del serogrupo meningocócico ACWY (MenACWY) en sus programas nacionales de vacunación. DTaP-IPV-HB-PRP-T es una vacuna hexavalente que brinda protección contra seis enfermedades.

El estudio de fase III, abierto, aleatorizado, multicéntrico incluyó niños sanos que recibieron la vacuna DTaP-IPV-HB-PRP-T (a los 2, 3 y 4 meses) con o sin la vacuna MenC (a los 2 y 4 meses) en el estudio de la serie primaria. A los 12 meses de edad, 312 niños pequeños fueron asignados al azar para recibir DTaP-IPV-HB-PRP-T coadministrado con la vacuna MenACWY-TT (Grupo A; n = 104); Vacuna DTaP-IPV-HB-PRP-T sola (Grupo B; n = 105); o la vacuna MenACWY-TT sola (Grupo C; n = 103). A los 12 meses de edad, no hubo diferencias notables en cuanto a la persistencia del anticuerpo para cualquier antígeno de vacuna DTaP-IPV-HB-PRP-T, si la vacuna de conjugado MenC-TT se administró conjuntamente o no durante la serie primaria. Tras la vacunación de refuerzo, las respuestas inmunitarias a las vacunas DTaP-IPV-HB-PRP-T y MenACWY-TT no se vieron afectadas por la administración conjunta. Un mes después de la vacunación, las respuestas inmunitarias provocadas por ambas vacunas fueron altas, ya sea que se administraron concomitantemente o por separado. La administración de la vacuna MenC durante la infancia no impidió el uso de una vacuna MenACWY-TT para la vacunación de refuerzo.

Aunque la reactogenicidad después de la administración conjunta fue algo mayor, los resultados de este estudio respaldan la administración concomitante de la vacuna DTaP-IPV-HB-PRP-T con una vacuna conjugada MenACWY-TT cuando se administra desde los 12 meses de edad.

Los errores de vacunación relacionados con el cumplimiento de los calendarios son los más comunes

Errores vacunalesEntre todos los informes de errores de medicación posteriores a la comercialización enviados a EudraVigilance, las vacunas son los medicamentos informados con mayor frecuencia. Este estudio tiene como objetivo describir las características de los errores de vacunación enviados a Eudravigilance entre 2001 y 2016.

EudraVigilance es una base de datos de informes espontáneos para eventos adversos mantenida por la Agencia Europea de Medicamentos. Se extrajeron los Informes de seguridad de casos individuales (ICSR, por sus siglas en inglés) enviados a EudraVigilance entre el 1 de enero de 2001 y el 31 de diciembre de 2016. Se incluyeron informes para el análisis si una vacuna se reportó como un fármaco sospechoso o que interactuaba y al menos un término de error de medicación se incluyó como una reacción adversa. Los ICSR fueron estratificados por edad y género, por año de reporte, región de origen, profesión de reportero, seriedad del resultado, ATC y tipo de error.

En total, 7097 ICSRs fueron incluidos en el estudio. Se observó un aumento anual en la notificación de errores de vacunación, con una proporción de todos los ICSR de vacunas que aumentó de 0.4% a 4.0% entre 2001 y 2016. La mayoría de los informes se clasificaron como graves (4248, 59.9%), pero no graves los informes se informaron cada vez más desde 2012. La edad media de los pacientes fue de 24,1 años. Las vacunas reportadas con mayor frecuencia fueron influenza (13.5%), bacterias y virus combinados (12.3%) y hepatitis.Vacunas (11.8%). Se reportaron un total de 8167 términos de error de medicación. Los términos informados con mayor frecuencia fueron "Programa de administración de medicamentos inadecuado" (27.2%), "Vía incorrecta de administración de medicamentos" (12.5%) y "Medicamentos administrados a pacientes de edad inapropiada" (10.0%). Para bebés y niños, el error "Medicamento administrado a pacientes de edad inapropiada" se informó con más frecuencia que en todas las demás categorías de edad.

Los errores de vacunación son cada vez más sometidos a EudraVigilance. Los errores relacionados con el calendario son los errores más comunes informados con las vacunas. Sin embargo, las consecuencias de los errores de vacunación parecen ser relativamente leves, según esta investigación sobre errores vacunales publicado en la revista Vaccine.

Efectividad de la vacunación contra el VPH contra lesiones cervicales de alto grado en Japón

vacunavphLa efectividad de la vacuna contra el VPH contra HSIL + (CIN2 + diagnosticada patológicamente) en la primera cohorte en Japón se investigó en 22,743 mujeres de 20 a 29 años (partes del programa nacional de detección de cáncer cervical de FY [año fiscal] 2015, Japan Cancer Society).

Las mujeres vacunadas tenían un riesgo 69% menor de HSIL + estadísticamente significativo en comparación con las mujeres no vacunadas; la estimación bruta del riesgo relativo fue de 0,31 (IC del 95%: 0,11 a 0,83; valor de p = 0,013) por aproximación normal y de 0,31 (IC del 95%: 0,08 a 0,80; valor de p = 0,009) por la regresión de Poisson exacta. El efecto de la edad no fue significativo (chisq = 7,7 (df = 9), valor de p = 0,569) y la estimación del riesgo relativo permaneció esencialmente intacta después del ajuste por edad.

Este estudio, publicado en la revista Vaccine, aporta evidencia científica sobre la efectividad de la vacuna contra el VPH en el desarrollo de lesiones cervicales de alto grado.

Relación causal entre respuestas inmunológicas y reacciones adversas después de la vacunación.

Los eventos adversos de la vacuna y los problemas de seguridad controvertidos han ocurrido en las últimas décadas en Japón: meningitis aséptica después de la vacuna combinada sarampión-paperas-rubéola (MMR), anafilaxia después de la inmunización con vacunas de virus vivos y vacuna de influenza fraccionada inactivada, una mayor incidencia de enfermedad febril después de la administración simultánea de vacunas inactivadas y el dolor crónico con enfermedades neurológicas después de la inmunización con la vacuna del virus del papiloma humano (HPV).

Los eventos adversos de las vacunas son motivo de preocupación tanto para el público como para los médicos generales; algunos están dentro del rango de suposiciones de que las reacciones adversas después de las vacunas atenuadas vivas están relacionadas con la naturaleza de sus virus de tipo salvaje. Las vacunas estimulan la inmunidad innata de los mecanismos de defensa inmunológica del huésped e inducen el desarrollo de inmunidad específica adquirida .

Se han informado algunos eventos adversos relacionados con las respuestas autoinmunes, como la púrpura trombocitopénica idiopática y la encefalomielitis aguda diseminada (ADEM). Aunque no se demostró una relación plausible, no se puede negar la posibilidad de una asociación. La patogenicidadDe las reacciones adversas se investigaron reacciones anafilácticas, reacciones sistémicas y locales posteriores a las vacunaciones . Las respuestas inmunes innatas iniciales son esenciales para el desarrollo de la inmunidad adquirida y están relacionadas con eventos adversos desde diferentes puntos de vista.

Fuente: Vaccines

Estudio: la vacuna contra la gripe basada en células es un poco mejor que la basada en huevos

Un estudio de beneficiarios de Medicare vacunados contra la gripe la temporada pasada, uno severo dominado por la cepa H3N2 que afectó especialmente a los adultos mayores, encontró que la vacuna basada en células se desempeñó mejor que las vacunas basadas en huevos, pero la diferencia no fue suficiente. atribuya la baja eficacia general de la temporada pasada a las adaptaciones de los huevos en la cepa de la vacuna.

Los hallazgos son útiles para los formuladores de políticas, pero dejan a los científicos con la compleja tarea en curso de desentrañar todos los factores que explican las brechas en la protección de las vacunas contra la gripe, especialmente contra la cepa H3N2. Un equipo liderado por investigadores de la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE. UU. Y los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid informaron sus hallazgos hoy en el Journal of Infectious Diseases .

Comparando 5 formulaciones de vacunas

El estudio de cohorte retrospectivo incluyó a más de 13 millones de adultos mayores de 65 años de edad que recibieron una de las cinco formulaciones de vacunas contra la gripe la temporada pasada: Flucelvax (fabricado por Seqirus), cuadrivalente a base de huevo (cuatro cepas), dosis alta a base de huevo, adyuvante , y vacunas de dosis estándar. Las tres últimas versiones son todas trivalentes (tres cepas).

Aunque un estudio anterior sugirió que la vacuna recombinante basada en células (Flublok, fabricada por Protein Sciences) producida en células de insecto fue más efectiva que las vacunas basadas en huevo estándar, no se evaluó en el estudio porque no se utilizó en suficientes beneficiarios de Medicare para permitir el análisis. La vacuna basada en células que los investigadores analizaron contenía un componente de la cepa de la vacuna contra el H3N2 de cultivo celular por primera vez la temporada pasada, aunque los virus de la vacuna contra la gripe H1N1 2009 y la gripe B se produjeron a partir de virus adaptados al huevo.

De los adultos mayores que fueron vacunados hasta fines de enero, el 5% recibió cultivo cuaternario, el 14% fue cuadrivalente a base de huevo y el 63%, el 11% y el 7% recibió la dosis alta, adyuvada y la dosis estándar trivalente. , respectivamente.

Para evaluar las diferencias en el desempeño de todas las versiones entre sí, el factor principal que observaron los investigadores fue su impacto contra las hospitalizaciones relacionadas con la gripe y las visitas a la sala de emergencias.

Cultivo celular, vacunas de alta dosis mejor protegidas

El análisis del grupo reveló que la efectividad de la vacuna de cultivo celular fue aproximadamente de un 10% a un 11% más alta que las vacunas cuadrivalentes basadas en huevos de dosis estándar para prevenir los encuentros hospitalarios de gripe, las estadías de pacientes hospitalizados y las visitas clínicas. De las cinco vacunas medidas, la efectividad relativa de la vacuna contra las hospitalizaciones y las visitas de emergencia fue la más alta para las vacunas de base celular (11%) y de dosis alta (9%).

Aunque la evidencia virológica respalda una mayor eficacia relativa para las vacunas de cultivo celular, lo que podría deberse a las adaptaciones durante la preparación y el crecimiento de los virus de la vacuna contra el H3N2, los investigadores dijeron que su estudio no descarta el papel de otros factores para explicar las diferencias que encontraron.

A diferencia de años anteriores, los estudios de laboratorio de la temporada pasada no encontraron que la deriva antigénica en la cepa H3N2 en circulación se asociara con una eficacia reducida de la vacuna. "Se deben explorar otras posibilidades, incluida la deriva de la neuraminidasa, para ayudar a explicar la baja [efectividad de la vacuna] informada entre personas de edades ?65 años", escribieron.

Una estimación interina de la eficacia de la vacuna relativa a mediados de enero basada en los datos de Medicare que comparan las vacunas basadas en huevo con cultivos celulares comparables fue algo más alta que los hallazgos de fin de año reportados en el estudio de hoy, que según ellos podrían reflejar un aumento en La proporción de virus de la gripe B más adelante en la temporada o disminuyendo la protección.

Sin embargo, dijeron que la estimación de la eficacia de la vacuna relativa al inicio de la temporada puede ser útil para seleccionar las cepas de la vacuna contra la gripe estacional para la siguiente temporada. El equipo también escribió que los métodos que desarrollaron para usar datos del mundo real para estimar la efectividad relativa de la vacuna utilizada por los participantes de Medicare podrían ayudar a afinar las estrategias de vacunación para este grupo de edad vulnerable durante epidemias y pandemias.

Los hallazgos plantean nuevas posibilidades.

En un editorial acompañante, dos epidemiólogos de la División de Gripe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) escribieron que, al comprender por qué las vacunas contra la gripe de temporada son menos eficaces contra el H3N2 y descubren nuevas formas de mejorar la protección, son fundamentales, especialmente en las temporadas con predominio de H3N2 2017-18. Los autores son Brendan Flannery, PhD, MPH y Alicia Fry, MD.

Dijeron que la diferencia de efectividad relativa entre el cultivo de células y la vacuna de dosis alta no era estadísticamente significativa y que la mejor efectividad de la vacuna de cultivo de células probablemente se debía al componente derivado de células H3N2. El pequeño aumento relativo sugiere que los cambios en la adaptación de los huevos no explican completamente la menor efectividad de la vacuna para los virus H3N2, agregaron.

"Uno se pregunta cómo se habría comparado en este estudio una vacuna con dosis más altas y ausencia de cambios de adaptación al huevo", escribieron Flannery y Fry.

También notaron que las vacunas de cultivo celular y de dosis altas tenían una efectividad relativa de 5% a 7% más alta que la vacuna adyuvada basada en huevo, que era 4% más efectiva que las vacunas estándar basadas en huevo.

"Esto sugiere que el adyuvante funcionó menos bien que el aumento de la dosis de antígeno para mejorar la efectividad contra los virus A (H3N2)", escribieron, y agregaron que sería útil saber si las vacunas adyuvantes ofrecen beneficios contra los virus antigénicamente desviados, más los virus H1N1 y B 2009 , así como el papel que puede desempeñar una vacuna de cultivo celular adyuvada.

Con respecto al método que el grupo de estudio utilizó para evaluar las vacunas, Flannery y Fry escribieron que un beneficio, por ejemplo, es que el enfoque no requiere una cohorte no vacunada. Sin embargo, agregaron que el enfoque no permite la determinación de la efectividad absoluta de la vacuna para ninguna vacuna, aunque señalan que los investigadores pudieron realizar estimaciones para cada tipo de vacuna.

Factorear en los cambios en el uso de diferentes vacunas a lo largo del tiempo será útil, escribieron, y se necesitan estudios que usen los resultados de la gripe confirmados en el laboratorio para determinar la efectividad de diferentes vacunas por tipos y subtipos de virus, lo que establece el escenario para múltiples estudios complementarios que pueden mostrar Resultados a lo largo de varias temporadas.

"Las lecciones que aprendemos de estos estudios ayudarán a mejorar las vacunas contra la gripe y las estrategias de vacunación para que podamos optimizar la protección que brindan las vacunas contra la gripe de temporada", escribieron.

Fuente: Cidrap


Página 3 de 15

 Plazo abierto

_ Área Privada _
_ Nube de Tags _

 Oxivir

 reciplac

Nuestro sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros contenidos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que da su consentimiento a nuestra Politica de Cookies.